2017-11-21 19:11 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Sergio Ramos tiene un problema de narices

El central y capitán del Real Madrid ha decidido no operarse de momento de su fractura nasal



El último derbi en el Wanda dejó una de las imágenes más impactantes del curso: el capitán blanco, Sergio Ramos, saliendo del terreno de juego tras recibir una patada en la nariz. El andaluz tuvo que dejar el partido con una fractura nasal que dejó al futbolista con una nariz medio destrozada. Sin embargo, a pesar de que a priori podría esperarse una operación quirúrgica, el central ha decidido descartarlo y jugar con máscara protectora. ¿Cuál es el motivo de esta decisión?

El problema real es que la reconstrucción de su nariz es más complicada de lo habitual debido a un operación previa que se hizo Ramos hace ya diez años. El defensa del Madrid ya se hizo una rinoplastia (una operación propia de cirugía estética) en 2007 para mejorar su aspecto facial basada en mejorar la forma de su nariz. Ahora, aquella operación estética le ha condenado a no poder volver a operarse normalmente.



La opinión del experto

El doctor José María Palacin Casal, experto en rinoplastias y cirujano plástico, explica a As, que los huesos propios están encima del tabique nasal, por lo que puede ocurrir que solo los primeros se vean afectados por un gran golpe como el que sufrió Ramos el pasado derbi. Así, si no hay motivos de salud para la operación, ésta no tiene por qué producirse y es posible retrasarla hasta que el calendario sea más benevolente. El futbolista ya aprovechó una rotura del tabique en 2007, ante el Bayern de Múnich, para hacerse una rinoplastia.

Lo único con lo que hay que tener cuidado, asegura el doctor, es con cómo se sueldan estos pequeños huesos, que en cuestión de tres o cuatro días permanecen en la posición en la que han quedado tras la rotura. Es clave, afirma, el cirujano, colocarlos en una buena posición rápidamente si éstos se han descolocado en el percance.


Deja tu Comentario