2017-11-22 14:11 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Piqué le hará un favor inmenso a Carvajal y al Real Madrid

Gerard Piqué puede conseguir que la UEFA no castigue a Carvajal por forzar una tarjeta amarilla en el partido Apoel-Real Madrid.



La UEFA ha decidido trasladar la tarjeta que anoche vio Carvajal en Chipre a su Comité de Control y Disciplina para valorar si esa acción premeditada puede ser objeto de sanción, en cuyo caso le caerían al lateral madridista el partido correspondiente a la acumulación de amonestaciones y uno más por cometer la infracción de forma voluntaria.

Carvajal se comportó con deportividad y no recurrió a una entrada fuera de lugar para acumular méritos para ganarse una tarjeta que le permitiría descansar en el intrascendente Real Madrid-Borussia Dortmund, para entrar en los octavos de final de la Champions League limpio de tarjetas. Se limitó a retrasar un saque de banda a la espera que ver cómo le árbitro le enseñaba la cartulina amarilla.



La UEFA entiende que ha habido premeditación y estudiará el caso por si hay que aplicar sanciones. Sin embargo, en el Real Madrid están tranquilos... gracias a Gerard Piqué, que en febrero de 2016, enfrentándose al Arsenal, también forzó la tarjeta amarilla (hecho que fue reflejado por todos los medios de comunicación) con el fin de quedar limpio de cara a los cuartos de final de la Champions League. Si en aquella ocasión Piqué no mereció castigo alguno, el Real Madrid queda tranquilo y, si es preciso presentará las pruebas de vídeo que hagan falta en las que pueda apreciarse cómo la UEFA hizo la vista gorda con Piqué y no puede ahora hilar tan fino con Carvajal. 

Curiosamente, Piqué puede hacerle un favor inmenso a Dani Carvajal, el mismo que en la celebración de la última liga blanca celebró el alirón cantando aquello de "Piqué, cabrón, saluda al campeón". 

El precedente del Real Madrid en Ámsterdam

El Real Madrid ya fue castigado por la UEFA en 2010 cuando en un partido de Champions League ante el Ajax disputado en Ámsterdam. Jose Mourinho apareció en la retransmisión televisiva del partido hablando con el delegado, Chendo,  y con el portero suplente Dudek, que corrió por todo el campo para decirle algo al oído a Casillas, que luego transmitiría el mensaje a Sergio Ramos y Xabi Alonso.



La UEFA actuó de oficio y les castigó a todos, aunque ese caso, muy evidente, no guarda paralelismo con el de Dani Carvajal. 

 


Deja tu Comentario