2017-11-26 23:11 FC Barcelona Por: Fede Peris

El árbitro del Valencia-Barça no tuvo narices para expulsar a Rodrigo

Iglesias Villanueva, el árbitro de esta noche en Mestalla, no sólo se ha equivocado gravemente en el gol de Messi no concedido.



El reglamento dice que cuando una pelota traspasa por completo la línea de gol, es gol. Pero el día que en el Comité Técnico de Árbitros explicaban esta lección, Iglesias Villanueva, el árbitro de esta noche, debía estar de fiesta y no se enteró. Pero hay más, la jugarreta que le ha hecho este colegiado al Barça en Valencia no ha sido la única. Su arbitraje ha sido de "premio", como el de su colega Hernández Hernández el pasado año en Sevilla negándose a ver un balón que entró en la portería del Betis 57 centímetros. No dio el gol, gracias a eso el Real Madrid fue campeón y gracias a eso también el Comité Técnico de Áribtros premió a Hernández Hernández como el mejor árbitro de la temporada. Ese es el camino a seguri: perjudicar al Barça.

Iglesias Villanueva, candidato destacado a "Mejor Árbitro del Año"

Esta temporada es Iglesias Villanueva quien tiene más números para ser considerado el mejor árbitro de la temporada. Será muy difícil que otro colegiado consiga superarle en una decisión que pueda causar tanto perjuicio al Barça. Iglesias Villanueva ha puesto el listón muy alto y tiene el premio asegurado. 



Pero no sólo por el gol que ha visto todo Mestalla y toda España y todo el mundo menos él. Tampoco por el juego sucio del Valencia que no ha sabido cortar, ni por los penaltis que se han cometido en el área del Valencia que no ha querido ver. A Iglesias Villanueva le ha dado por olvidarse de lo que manda el reglamento y ha ido por libre. Por ejemplo, su decisión de no mostrarle la tarjeta a Rodrigo por ponerse una peluca para celebrar el gol de Valencia es un error de principiante que le descalifica como árbitro por desconocer el reglamento. Ya no es un problema de apreciación, como puede ocurrir en la jugada del golazo de Messi que no dio, sino de ignorancia supina. Delante de sus narices Rodrigo se puso una peluca roja para celebrar el gol y parece que Iglesias Villanueva, que debió suspender la asignatura del Reglamento, no se atrevió a mostrarle tarjeta amarilla tal y como recoge la ley de las normas del fútbol. 

Le perdonó la tarjeta a Rodrigo con premeditación y alevosía

Aunque lo cierto es que las imágenes del partido muestran a Iglesias Villanueva buscando la tarjeta para enseñçarsela al jugador del Valencia, pero se lo debió pensar mejor. Igual se le enfadaba su presidente Sánchez Arminio. O lo que es peor, igual se molestaba Florentino Pérez. Iglesias Villanueva se lo pensó mejor y decidió no aplicar el reglamento en esa acción para mantener la misma tónica de todo el partido arbitrando al margen del redactado del reglamento. Gracias a eso el Valencia acabó con once y entre todos consiguieron que el Barça cediera dos puntos en Valencia. 

Que se vaya preparando el Barça. Esto va a ser así cada partido hasta que el Real Madrid pueda ponerse por delante en la clasificación.



 


Deja tu Comentario