2017-11-27 00:11 FC Barcelona Por: Fede Peris

Los jugadores del Barça están convencidos de que estamos ante otro "¡A por ellos!"

La sospecha de que existe una persecución arbitral contra el Barça se ha convertido en una convicción.



El Barça se sale, domina de forma insultante y, además, para acabarlo de arreglar, Leo Messi no ha tomado el camino de Neymar y le ha dado por renovar su contrato con el Barça hasta 2021. Todo son malas noticias para el antibarcelonismo. Contra eso, ya vimos ayer que el Real Madrid no es capaz de responder con juego. Hacen falta otras cosas, la complicidad de los árbitros, por ejemplo. Y por ahí van los tiros.

Los jugadores del Barça piensan que se ha puesto en marcha el "¡A por ellos!"

Eso es al menos lo que piensan los jugadores del Barça, aunque no lo digan. Están convencidos de que son objeto de una persecución arbitral porque no gusta en Madrid y en los centros de poder que allí radican que la Liga pueda quedar decidida en el mes de noviembre. Y menos si el nombre del campeón en noviembre pueda ser el Barcelona. Demasiado humillante como para asimilarlo sin defenderse. Y la defensa ya se ha iniciado. Penalti para que el Real Madrid gane, goles escandalosos del Barça que no se dan, expulsiones del rival del Barça que no se producen y penaltis a favor del Barça que no se dan.



Entre los jugadores del Barça, muy conscientes de lo que se les viene encima, existe el pleno convencimiento de que habrá que luchar contra los elementos hasta el mes de mayo por se van a multiplicar los obstáculos para evitar el paseo triunfal del Barça por esta Liga. Es otro "¡A por ellos!" en toda regla. Y aquí vale todo, como ha demostrado el árbitro de Valencia, Iglesias Villanueva, muy en la línea de Hernández Hernández, quien le robó la Liga al Barça el pasado año con una decisión a la aplicada por Iglesias Villanueva en Mestalla. 

El pobre Sergi Roberto no se lo creía y así ha expresado su perplejidad en las redes sociales. 


Deja tu Comentario