2017-11-27 17:11 FC Barcelona Por: Redacción MB

¡Qué casualidad! Una inoportuna tarjeta impide a Laporte enfrentarse al Madrid

El central vasco, que está siendo de lo mejor del equipo esta temporada, no podrá jugar ante el Madrid por sanción



Otra decisión arbitral ha vuelto a favorecer al Real Madrid. Después de vivir el gol que marcó Baysse el sábado justo antes del descanso, y que el colegiado decidió anular por una supuesta falta sobre Carvajal que solo vio él, además del gol no concedido a Messi tras haber sobrepasado la línea de fondo por varios centímetros, ahora el equipo de Zidane volverá a tener el trato de favor por una tarjeta a Laporte.

La amarilla que recibió en el partido ante el Deportivo supuso la quinta del futbolista francés, que está en un gran momento, pero que se perderá el partido del próximo fin de semana ante el Madrid.



Otra casualidad más que beneficia los intereses madridistas, ya que el Athletic pierde así a uno de sus mejores futbolistas que, por otro lado, ha estado sonando con fuerza en varias ocasiones para reforzar la defensa blanca, al igual que sonó para reforzar la zaga del Barça y, cuando parecía que estaba hecho, el fichaje se echó atrás.

Esa tarjeta supone  que se vuelva a facilitar el paso por esta Liga al Real Madrid, que incluso con todo lo que está recibiendo a favor de los árbitros, se encuentra nada más y nada menos que a 8 puntos del líder, el Barça.

¿Por qué Laporte no acabó fichando por el Barça?

Aymeric Laporte, el central del Athletic de Bilbao que estuvo en el punto de mira del FC Barcelona hace dos veranos, no fichó por el club azulgrana porque Luis Enrique vetó la operación. Así lo aseguró Mundo Deportivo haciendo referencia a una reunión que tuvo lugar entre Robert Fernández, Raúl Sanllehí, el jugador del Athletic y su abogado de confianza. 



En ese momento Laporte era uno de los principales candidatos a ocupar la plaza de central que dejaría vacante Vermaelen y que finalmente acabó siendo para el internacional francés Samuel Umtiti. La información asegura que Laporte tenía unas ganas locas de fichar por el Barça, aunque el club azulgrana no estaba dispuesto a pagar los 50 millones impuestos por el Athletic en su cláusula de rescisión, una cifra innegociable porque el Athletic no quería vender a su jugador.

Laporte, según Mundo Deportivo, llegó a comprometerse a intervenir ante la directiva del club rojiblanco para conseguir una rebaja en la negociación.  Sin embargo, cuando todo parecía encaminado a alcanzar un final feliz, Luis Enrique vetó la operación. No creía que Laporte valiera 50 ni 40 millones y prefirió estudiar otras opciones. Posteriormente el Manchester City llamó a la puerta del central del Athletic, con la intención de depositar íntegra la cláusula de rescisión de 50 millones, pero en este caso fue el propio Laporte quien no mostró interés en el tema comunicando a los emisarios del Manchester City capitaneados por Txiki Begiristain que sólo abandonaría San Mamés para jugar en el Barcelona.


Deja tu Comentario