2017-11-27 20:11 FC Barcelona Por: Fede Peris

Sólo Sergio Ramos puede marcar de cabeza haciendo falta

Una vez más, queda claro que el defensa del Madrid tiene un reglamento diferente al resto de futbolistas



La reciente jornada de liga ha dejado claro, una vez más, que el Barcelona lo tendrá muy dificil para conquistar el título de liga. Por si el robo de los blancos al Málaga en el Bernabéu no había sido suficiente, el estamento arbitral se encargó de cerrar su gran actuación de la semana con uno de los mayores robos vistos en la historia del fútbol: el gol no validad a Messi en Mestalla.

En cualqueir caso, el partido del Bernabéu también ha dejado indignado al Málaga. Los andaluces pudieron y debieron sacar más del estadio blanco de no haber sido por el colegiado. La afición y los jugadores mostraron su indignación y ahora ha sido el presidente quien no se ha mordido la luenga. El presidente malaguista Abdullah Al-Thani dejó reflejada su indignación con las decisiones del árbitro extremeño en su cuenta twitter.



"Mi mensaje a la Federación Española: ¿Dónde está la justicia? Nos deben respeto", afirmó el presidente. Su mensaje estuvo acompañado en este caso por el de su hijo y vicepresidente Nasser Al-Thani, que reflejo un "no ha sido divertido" como contestación a su padre.

Los motivos de la indignación malaguista

La indignación del vestuario y de la afición llega por los goles, validados y anulados. Mientras que Sergio Ramos se harta de marcar goles aprovechandose de los brazos para rematar de cabeza aún haciendo falta, los rivales no tienen ese privilegio. El andaluz tiene un reglamento especial que le permite subirse literalmetne a sus rivales para poder rematar mejor de cabeza, sin embargo, el resto sufre el reglamento de los 'mortales'.

Incluso, el propio Bernabéu alucinó cuando el colegiado anuló un gol más que legal al Málaga. Todo el mundo se quedó extrañado en el Bernabéu cuando Baysse cabeceó a la red en la última jugada del primer tiempo, cuando pasaban tres minutos del descuento, pero Gil Manzano no concedió el tanto. El colegiado, según explicó a los malaguistas tras sus protestas, señaló falta de Baysse sobre Carvajal, en quien se apoyó para cabecear la pelota.



"Baysse le pone la mano y Carvajal no salta. Si esas acciones se señalan, ¿cuántos penaltis pitaríamos en cada partido? El gol debió subir al marcador", explicó Andújar Oliver, árbitro de Radio MARCA.


Deja tu Comentario