2017-11-30 16:11 Real Madrid Por: Redacción MB

El Madrid se encontrará con un Athletic en ruinas

El Madrid se enfrenta el sábado a un Athetic que ha caído en Copa del Rey y con su portero lesionado



La eliminación, por parte del Formentera, del Athletic Club de Bilbao ha sido una sorpresa mayúscula en la competición copera. Esta Copa siempre deja sorpresas, y esta vez le ha tocado al equipo del Cuco Ziganda sufrirlas, quien ha visto como un Segunda ‘B’ le gana in extremis en su campo y le apeaba de la Copa. Su Copa.

San Mamés tendrá que centrarse ahora en hacer un buen papel en Liga y apurar sus opciones de la Europa League, pero mientras tanto, este fin de semana reciben al Madrid en uno de esos partidos que todas las temporadas apetece ver pero que el Madrid ya empieza a tener ventaja.



Y es que esa eliminación ha sido un varapalo para el equipo vasco, que no está disfrutando de la solvencia que tenía en años anteriores con Valverde y que le está costando sacar muchos partidos. El Athletic está en ruinas, y además, contará con la lesión de Kepa, que será duda hasta el último momento para Ziganda de cara al partido ante el Madrid, que a partir de enero será su nuevo equipo.

 


 

El Madrid no es el del año pasado

Después de la derrota que el Madrid sufrió en Wembley ante el Tottenham en Champions, Cristiano Ronaldo atendió a los medios para decir, entre otras cosas, que el equipo echaba en falta jugadores importantes como Pepe, Morata o James.

Y el tiempo le ha dado la razón. El año pasado, el Madrid se mostró muy superior durante toda la temporada por el increíble potencial que tenía el equipo tanto en sus planteles ‘A’ y ‘B’. Pero este año, y queda demostrado tras el empate ante el Fuenlabrada y otros encuentros, no existe ese plan B que llevó al equipo de Zidane a ser campeón de Liga y Champions.

Cristiano no iba desencaminado en sus declaraciones, y de hecho nadie duda ahora mismo en darle la razón, ya que los fichajes que ha hecho el equipo todavía están verdes y además no gozan ni de la confianza del entrenador, ni de la afición. Además, todo ello hace que su propia seguridad disminuya y dejen de ser, por momento, jugadores válidos para el equipo.

Los suplentes están dejando mucho que desear y el Madrid tendrá que buscar refuerzos en el mercado para solventar esta ausencia de gente determinante en el plan ‘B’ de Zidane, algo que le dio el éxito durante la campaña anterior.


Deja tu Comentario