2017-12-01 15:12 FC Barcelona Por: Redacción MB

El árbitro de Valencia lo vuelve a hacer y no va la nevera

El colegiado que no dio el gol de Messi vuelve a liarla en Copa en el Espanyol-Tenerife



El RCD Espanyol consiguió el pase a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey en el día de ayer gracias a su victoria ante el Tenerife. Pero la noticia está en que el colegiado que le quitó el domingo un gol clarísimo a Messi, fue el encargado de dirigir este partido. Todo un premio pitar cuatro días después de haber hecho el mayor error, probablemente de LaLiga.

Pero la competición premia a los árbitros que se equivocan en contra del Barça. Está demostrado, y cómo no, Iglesias Villanueva volvió a liarla. En ese partido copero, el colegiado volvió a medir más las líneas del terreno de juego y señaló un penalti favorable al Espanyol por manos de un defensor del conjunto isleño que había sido fuera del área. Más o menos un metro era la distancia que separaba la mano, que existía, de la línea que delimita la pena máxima, pero Iglesias Villanueva tiene indulto haga lo que haga y ese penalti favoreció al Espanyol para ponerse por delante, después del gol de Gerard Moreno, y encarrilar la eliminatoria antes del descanso.



El colegiado lleva dos errores graves en menos de una semana, y está por ver si Sánchez Arminio decide meterlo a la nevera definitivamente, o sigue confiando en él.

Es el árbitro favorito del Madrid

El Barça fue a topar con el peor de los árbitros de cara al más complicado de los encuentros de Liga. La visita a Mestalla se planteó como una gran oportunidad para dispararse todavía más en el liderato, alejarse del segundo clasificado y mantener la distancia de 10 puntos sobre el Real Madrid. Sin embargo, el aparato blanco tenía preparado su 'golpe' particular y preparó un caballo de Troya en forma de colegiado, que se cargó el partido por completo. La actuación de Iglesias Villanueva privó al club culé de ganar y podría tener efectos muy importantes sobre la clasificación al final de la temporada.

Se trata de uno de los árbitros 'favoritos' del Real Madrid. Suena a redundancia, porque todos los colegiados siempre tienen cierta tendencia merengue. Sin embargo, en el caso de este, su historial demuestra una sospechosa afinidad al equipo blanco. Basta con ver el balance del conjunto merengue cuando es Iglesias Villanueva quien está arbitrando sobre el césped: 13 victorias y dos empates en Liga, y el madridista es el único equipo que no ha perdido bajo su arbitraje. Sus crasos errores en el gris debut de los de Zidane en Copa del Rey también ayudaron a la cómoda victoria que sacaron ante el débil Fuenlabrada.




Deja tu Comentario