2017-12-03 19:12 Real Madrid Por: Fede Peris

La derrota del Valencia refuerza al Barça en el liderato de La Liga

Los tropiezos del Real Madrid y Valencia convierten en un buen resultado el empate del Barça en el Camp Nou ante el Celta.



Un gol de Markel Bergara ha dejado KO al Valencia en Getafe, por lo que el empate del FC Barcelona de ayer ante el Celta en casa no sólo no ha sido dramático sino que incluso sabe a gloria porque significa dejar al Valencia un punto más atrás y mantener las distancias con el Real Madrid, que no fue capaz de ganar en San Mamés.

Finalizada la jornada 14 de La Liga para los primeros clasificados, el FC Barcelona se mantiene en una primera cómoda posición con 36 puntos ( 11 ganados, 3 empatados y 0 perdidos). Le sigue en segunda posición el Valencia, con 31 puntos (uno más de diferencia respecto a la última jornada) y por detrás el Atlético a seis puntos del Barcelona. Y más atrás el real Madrid y Sevilla, empatados a ocho puntos del líder.



Tal y como está la tabla sólo el Barcelona depende de sí mismo para ser campeon. El Valencia no sería campeón aunque ganara todos los partidos que le restan por jugar si el Brça los gana todos menos su choque con el equipo ché en el Camp Nou. Lo mismo sucede con el Atlético, que empató en el Wanda con el Barça y aunque ganara en su duelo pendiente con el Barça en el Camp Nou, necestiaría de más tropiezos del Barça para ser campeón. Y el Real Madrid lo tiene mucho peor. Aún ganando los dos clásicos al Barcelona que aún restan por jugar, necesitaría que el Barça perdiera un partido más siempre y cuando el equipo blanco lo ganara absolutamente todo. 

La jornada no le ha ido tan mal al Barça. Parecía que el empate del Celta en el Camp Nou podría convertirse en una tragedia, pero a la hora de la verdad los equipos perseguidores han ayudado con sus tropiezos. 


Deja tu Comentario