2017-12-04 14:12 El Soplo Por: Fede Peris

Mascherano presiona al Barça para irse sin dejar un euro en caja

Mascherano quiere irse en el mercado de invierno, pero el club exige a cambio dinero por su traspaso.



Javier Mascherano, que ve que sus días en el Barça están contados con la irrupción del ahora lesionado Umtiti como titular indiscutible en la zaga junto a Piqué, está moviendo los hilos en la sombra para forzar su marcha del Camp Nou a coste cero.

Mascherano, de 33 años, renovó hace poco más de un año su contrato con el FC Barcelona con la intención de acabar su carrera en el Camp Nou, pero el hecho de verse fuera de los planes de Valverde le ha forzado as buscar nuevos horizontes, y los ha encontrado en el fútbol chino, en donde pagan muy bien a cambio de poca exigencia. El problema, como siempre, es que la oferta es muy buena para el jugador... siempre y cuando llegue a China a coste cero, es decir, sin que el Barça vea un euro por su traspaso. 



El Barça no está dispuesto a regalar a Mascherano

Mascherano confia en que el club azulgrana valore sus servicios prestados durante ocho años y su ejemplar comportamiento tanto dentro como fuera del campo, pero lo cierto es que en los despachos del Barça no están dispuestos a regalar a un futbolista con contrato en vigor. Si al Barça no le perdonan un euro cuando se interesa por un jugador, tampoco quiere el club que se vayan sus futbolistas sin aportar nada a la cuenta de resultados.

Sin ir más lejos, en la última negociación con el fútbol chino, el FC Barcelona no fue capaz de rebajar un solo euro de los 40 millones que le pedían por Paulinho. Y pagó el cien por cien de la cantidad estipulada en su contrato con válvula de escape. Fuentes próximas al jugador, recogidas por el diario Sport, apuntan que Mascherano quiere irse a coste cero mientras que la directiva de Bartomeu exige un mínimo de 10 millones por su marcha, muy por debajo de los 100 millones que figuran en su cláusula de rescisión.

El final de los días de Mascherano en el Barça puede ser más traumático de lo que todos esperábamos, especialmente el propio jugador.



 

 

 


Deja tu Comentario