2017-12-04 16:12 FC Barcelona Por: Redacción MB

Piqué se las tuvo tiesas con el árbitro del Barça-Celta

El central volvió a recriminar al árbitro los fallos que están perjudicando al Barça partido tras partido



Piqué ha vuelto a tener un rifirrafe con un árbitro. Sucedió en el partido que el Barça jugó en el Camp Nou ante el Celta, donde después de que el equipo gallego viera como no era superado en el marcado por un gol que era legal de Luis Suárez, y por tanto volviese a perjudicar al equipo azulgrana, el central se dirigió al colegiado al final del encuentro para recriminarle la acción.

El árbitro, en la tónica habitual del arbitraje español que no se deja ni dar la mano, no permitió que Piqué le dijese nada y le mostró la amarilla, una vez había finalizado el partido.



Queda claro que los colegiados la tienen tomada con el Barça, ya que no solo cometen fallos que hacen perder puntos, sino que además no se dejan ni hablar. El Barça está saliendo muy perjudicado en este inicio de Liga, pese a estar líder indiscutible, y son capaces de sacar amarilla por cosas como la que reflejó en el acta: "Una vez finalizado el partido, estando sobre el terreno de juego, amonesté (a Piqué) por el siguiente motivo: realizar una desconsideración a una decisión mía".

 


 

La jugada del fuera de juego

Luis Suárez no se lo podía creer. Con 1-1 en el marcador, el charrúa remató a puerta y batió a Rubén Blanco, pero el linier señaló de manera errónea el fuera de juego. En la primera repetición ya se pudo apreciar el error del equipo arbitral, pero en una imagen ofrecida por la retransmisión del encuentro, en la que tiraron el fuero de juego, se pudo ver perfectamente como ‘Luisito’ estaba en posición legal.

De esta manera, el Barça volvió a verse afectado negativamente por los errores arbitrales. Por suerte, en la próxima temporada se habilitará ya el videoarbitraje, aunque esta tecnología no podrá solucionar los goles que no ven los árbitros, como pudo apreciarse contra el Valencia. Cabe recordar que la RFEF no quiso implementar el ojo de halcón por su ‘alto coste’: únicamente 4 millones de euros.

Esta no fue la única ocasión en la que Luis Suárez se vio afectado por un error arbitral en el partido contra el Celta. En el minuto 1 de partido vio tarjeta amarilla por un agarrón mutuo en el que se le salió el hombro al que fuera canterano azulgrana, Sergi Gómez. El uruguayo se encuentra a una amarilla de perderse un partido por sanción.


Deja tu Comentario