2017-12-06 08:12 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Neymar y el PSG empiezan a generar dudas razonables

La derrota parisina ante el Bayern de Múnich hace tambalear el proyecto de Al-Khelaïfi.



El PSG ha recibido en apenas cuatro días un bofetón de realidad. Tras un inicio de temporada fulgurante, sobre todo en Liga, donde la competencia es escasa, el nuevo equipo de Neymar está pasando por su semana negra. Y es que la racha que acumula es inédita viendo el bagaje del equipo esta campaña: el pasado fin de semana el equipo de Emery cayó con un equipo de la parte baja de la clasificación de la Ligue 1. Ayer, para terminar de culminar la pesadilla, los parisinos se dieron de bruces con un Bayern que no dudó en demostrar que el proyecto del jeque árabe está más que verde: 3-1 con un Neymar desaparecido.

Al brasileño ni se le vio en el Allianz Arena, donde por primera vez un equipo demostró que tras la talentosa fachada del nuevo PSG se encuentran problemas todavía muy importantes. Se llegó al descanso con 2-0 para los locales, gracias a los tantos de Lewandowski y de Tolisso. En la segunda parte tan sólo Kylian Mbappé dio muestras de querer darle la vuelta al encuentro, pero no encontró a un compañero en Neymar, que lejos de asumir el rol de líder que se le ha dado a su llegada al Parque de los Príncipes y que le ha valido todo tipo de privilegios, se escondió.



Sólo Mbappé dio la cara por el PSG ante el Bayern

Pese al gol del ex del Mónaco para recortar distancias, los de Heynckes dieron el golpe de gracia, otra vez mediante Tolisso. Un golpe de realidad que supone la primera 'fuga' de agua en el nuevo transatlántico de Al-Khelaïfi, construido a prueba de grandes equipos europeos. A pesar de que la derrota no afectará a la clasificación -los franceses pasan como primeros-, sí es una advertencia de que todavía tienen mucho camino por recorrer.

No es de extrañar, pues, que Neymar se llevara las críticas por no dar la cara. En el más complicado de los encuentros de su equipo hasta ahora, no supo estar al nivel que se esperaba de él.


Deja tu Comentario