2017-12-07 08:12 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Alcácer se come a Luis Suárez con goles y rendimiento

Los datos favorecen al valenciano, que está aprovechando mucho más las oportunidades que tiene.



Paco Alcácer ha pasado de ser una de las 'ovejas negras' del equipo a tener un papel importante como suplente de lujo para meter goles cuando el Barça lo necesita. De hecho, junto a Aleix Vidal se trata del jugador que ha experimentado un cambio más importante. A pesar de que con Luis Enrique apenas dispuso de oportunidades y se mostró errático y nervioso cuando las tuvo, en esta etapa de Valverde ha conseguido la serenidad necesaria y la sangre fría para recuperar su olfato goleador. Su mejoría es tanta, que sus números son de hecho mejores que las del punta indiscutible, Luis Suárez.



Basta con echar un ojo a los datos para darse cuenta de ello. El valenciano ha logrado meter cinco goles en lo que va de temporada, uno menos que el charrúa, que también domina por 2 a 1 las asistencias repartidas por ambos. Naturalmente, también gana en tiros y disparos a puerta el uruguayo, pero estos datos hay que ponerlos en contexto: el '9' ha disputado un total de 1686 minutos, mientras que el de Torrent tan sólo 558'. Uno ha participado en 19 partidos, y el otro en poco más de la mitad -10-, pero las diferencias entre ambos no son nada proporcionales.

Alcácer y Suárez, rachas diametralmente opuestas

El gran momento de Alcácer ha coincidido con la mala racha por la que ha pasado Suárez este inicio de temporada, la peor sequía goleadora desde que llegó al Barça y empezó a jugar tras la sanción de la FIFA, ahora hace tres años. Como premio, Ernesto Valverde ha decidido contar con el joven delantero de forma más regular, viendo que su rendimiento va en aumento.



Si bien es cierto que la titularidad del charrúa no corre peligro pese a todo, sí es bueno tener en cuenta que Alcácer es capaz de cubrir su baja, y su papel puede ser importante incluso en los partidos difíciles. Sin ir más lejos, fue el héroe del duelo ante el Sevilla, con su doblete crucial.