2017-12-07 18:12 FC Barcelona Por: Fede Peris

Los hilos de Florentino salvan a Iglesias Villanueva de la nevera

El Comité de Árbitros premia con más partidos al árbitro que le hurtó dos puntos al Barça en Mestalla.



Se confirma que equivocarse gravemente contra el Barça no sólo no merece castigo entre la clase arbitral, sino que tiene premio. Iglesias Villanueva, el autor del robo de dos puntos al Barça en Valencia al negarse a conceder como gol un disparo de Messi que entró más de un palmo en la portería, no será castigado por el Comité Técnico de Árbitros.

Iglesias Villanueva no sólo no ha sido castigado, sino que lo han soltado y dejado libre para que siga cometiendo fechorías. Es la ventaja que tiene perjudicar al Barça y darle vidilla a una competición que estaba herida de muerte desde la primera jornada con el brutal inicio blaugrana que ha dejado atrás a todos sus rivales. Iglesias Villanueva pitó después el Espanyol-Tenerife en la Copa inventándose como penalti una mano de un jugador canario que estaba situado casi dos metros fuera de su área. Y, como por lo visto, quienes dirigen los árbitros desean que los colegiados españoles sigan avergonzando al mundo con sus decisiones, a Iglesias Villanueva no le va a faltar trabajo y ya le han designado para dirigir el Sevilla-Levante.



Es la prueba palpable de cómo se manjean los hilos, en el palco del Bernabéu o en sus proximidades, para perjudicar al Barcelona. La clase arbitral sabe lo peligroso que es perjudicar al Real Madrid y lo beneficioso que resulta hurtarle puntos al Barça. El pasado año Hernández Hernández, el árbitro que no se puso las gafas para señalar como gol un disparo de Luis Suárez en el Benito Villamarín que entró 57 centímetros dentro de la portería, fue nombrado por sus jefes como el mejor árbitro de la temporada. Seguramente porque ahí empezó a perder la Liga el Barça. Y eso merece una recompensa.

Hernández Hernández fue el mejor porque logró ser el que la hizo más gorda... contra el Barcelona. Y este año vamos por el mismo camino. Aquí no hay más nevera que la que sirve para castigar a quien se equivoca en contra de los intereses del Real Madrid. Contra el Barça, barra libre.

 




Deja tu Comentario