2017-12-07 13:12 El Soplo Por: Fede Peris

Neymar veta la llegada de Luis Enrique como entrenador al PSG

El PSG ha pensado en Luis Enrique para sustituir a Emery, pero Neymar se niega a repetir su experiencia con él en París.



Aunque el diario L´Equipe ha avanzado hoy el nombre de Luis Enrique como futuro entrenador del PSG tras la decepción sufrida con la derrota ante el Bayern Múnich por 3-1 en Champions, que cuestiona la magnitud del proyecto de Nasser Al Khelaiffi, lo cierto es que las posibilidades de que el ex entrenador del Barça se haga cargo del equipo parisino son mínimas, por no decir nulas.

Los grandes de Europa quieren a Luis Enrique

Luis Enrique, siguiendo los pasos de Pep Guardiola, ha decidido tomarse un año sabático a la espera de reemprender su actividad como técnico la próxima temporada. Y como no podía ser de otra manera, su nombre va ligado a los grandes de Europa que no están cumpliendo sus expectativas esta temporada. Se ha hablado de Luis Enrique para el Milan, el Arsenal, el Bayern Múnich y ahora también para el PSG, en donde es un secreto a voces que Unai Emery no da la talla para liderar el megaproyecto que ha montado Nasser Al-Khelaiffi en torno a Neymar.




En Francia ya han empezado a especular con el nombre del sucesor de Emery en el Parque de los Príncipes. Sin embargo es muy difícil que Luis Enrique sea finalmente el elegido si, como se espera, el presidente qatarí del club desea tener contento a Neymar. El nuevo técnico deberá ser consensuado con la estrella brasileña para evitar que su elección pueda significar un punto de discordia del jugador con el club que pudiera desembocar en un deseo de marcharse de París, como teme todo el mundo en Francia.

Por qué Neymar veta a Luis Enrique en el PSG

Y si se trata de tener contento a Neymar y de adaptarse a sus gustos y preferencias, Luis Enrique jamás será el entrenador del PSG nientras él esté allí. Y, por supuesto, tienen más opciones los otros nombres que se barajan para el cargo: Massimiliano Allegri (Juventus), Antonio Conte (Chelsea), Jose Mourinho (Manchester United) o Diego Simeone (Atlético de Madrid). Neymar acabó bien con Luis Enrique en el FC Barcelona, pero no es un técnico de su devoción. Su trato de favor hacia Leo Messi llegó a sacarle de quicio, así como algunas decisiones que pasaron por sustituirle o no alinearle en algunos partidos. Tampoco gustó nada a Neymar que el segundo de Luis Enrique, Juan Carlos Unzué, ahora en el Celta, le comparara con Ronaldinho diciéndole que "vas a acabar como él", refiriéndose a su vida privada fuera de los terrenos de juego. Neymar entendió que las palabras de Unzué eran compartidas por Luis Enrique.

Y lo que menos desea ahora Neymar es repetir la historia del Barcelona en el PSG con el mismo entrenador. Luis Enrique seguirá estando en el punto de mira de los grandes de Europa, no en vano sus títulos con el Barça (entre ellos el triplete) le avalan, pero tan difícil es que Neymar le acepte como su jefe como que Luis Enrique pueda evitar la pereza que le produce volver a dirigir a un tipo tan complicado como Neymar por su exceso de vedettismo. Entiende que con Messi haciéndole sombra podía reconducirse su asspiración innata a reinar en la plantilla azulgrana, pero como estrella absoluta de un proyecto, la relación entre ambos podría convertirse en insorportable. No hay que olvidar que cuando Luis Enrique se hizo cargo del Barça pronunció aquella famosa frase de "yo soy el líder del vestuario". Y en el PSG no hay más jefe que Neymar.