2017-12-07 09:12 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Por qué todos apuestan por un Barça-Chelsea en octavos

El enfrentamiento con el equipo londinense es uno de los más difíciles y de los que llama más la atención.



Tras cerrarse anoche la fase de grupos con el resto de equipos clasificados para los octavos de final, los ojos de los 16 equipos que estarán en los bombos de la fase final del torneo continental están puestos en el sorteo que se celebrará el próximo lunes 11 y que deparará la suerte de cada uno de ellos en forma de emparejamientos. En consecuencia, no han tardado en cruzarse las primeras quinielas alrededor del Camp Nou para definir el rival más probable de los culés. Y esta vez hay prácticamente unanimidad cuando se apunta al Chelsea como el adversario más probable en la primera eliminatoria.



Así lo apuntan las estadísticas. Tal y como ha apuntado 'Míster Chip', el emparejamiento entre el club blaugrana y el 'blue' es el que cuenta con más probabilidad en todo el sorteo, con un 43'7%. Esto se debe a que el club británico, que terminó segundo, sólo puede enfrentarse a tres equipos, al quedar los demás clubes ingleses participantes como primeros de sus respectivos grupos, junto a la Roma, a la que ya se ha medido en la primera ronda. Los otros posibles rivales 'blues', con menor probabilidad, son el Besiktas y el PSG, ambos con un 28'1%.

Las estadísticas ponen al Chelsea como rival culé en octavos de final

Por parte del club culé, no se podrá enfrentar al Real Madrid ni al Sevilla por pertenecer a la misma Liga, ni tampoco a la Juventus, rival en la fase de grupos. Después del Chelsea, el Shakhtar y el Basilea -ambos con 14'6% de probabilidades- son los adversarios más probables, muy cerca del Bayern de Múnich, el otro coco a evitar, y el Porto, que tienen un 13'5% de posibilidades de ser emparejados con el conjunto culé.



Los últimos choques en eliminatoria europea ante el club 'blue' prometen emoción en caso de otro duelo. En el recuerdo está el 'Iniestazo' de Stamford Bridge para abrir la puerta del primer triplete, pero también el amargo adiós de Pep Guardiola en Champions como culé con la inesperada derrota en la 2011/12.