2017-12-08 15:12 FC Barcelona Por: Redacción MB

Agreden a Puyol en Rusia con un vibrador

El ex capitán blaugrana sufrió una broma de mal gusto al ser golpeado con un vibrador en Moscú



Carles Puyol acudió a Moscú para la celebración del sorteo del Mundial de Fútbol de Rusia que se celebrará el próximo verano. El ex jugador y mito del Barça formaba parte del elenco de jugadores que hicieron el sorteo de los grupos que jugarán el campeonato.

La noticia llega cuando se ha descubierto que el ex capitán sufrió una agresión por parte de dos chicas que se acercaron a él, en principio en modo amistoso para pedirle autógrafos, y las jóvenes empezaron a hacerle proposiciones sexuales. Ante la negativa de Puyol, sacaron un vibrador y le intentaron golpear en la cara.



Las jóvenes cambiaron el modo amistoso para comunicarle al ex jugador que tenía un pelo bonito, que era muy guapo y que querían hacerle una proposición sexual. Puyol se negó rotundamente e intentó alejar a las chicas de su lado para que la escena no llegase a mayores.

Se trata de una ‘anécdota’ de la gala que no deja de ser una broma de mal gusto para un futbolista que siempre se ha mostrado con una faceta muy seria y que es un ejemplo a seguir para todos los deportistas del planeta fútbol.

Aquí el vídeo de la agresión.



 

Puyol no quiere saber nada de las expulsiones de Ramos

Carles Puyol ha querido desmarcarse de la teoría de la justificación a las atrocidades deSergio Ramos y no admite que se le compare con el central madridista, famoso por sus malos modos. Le han preguntado a Carles Puyol por la circunstancia de que desempeñando la misma función y habiendo jugado muchos más partidos, a él le expulsaron tres veces y a Sergio Ramos 19. "Tendríamos que preguntárselo a él -ha dicho el ex capitán del Barça-. Yo tenia una forma de jugar que yo creo que todo el mundo pudo ver. Era duro, pero siempre de forma limpia, intentando llegar siempre al balón. A veces llegaba tarde, por supuesto, pero siempre de forma limpia, intentado llegar siempre al balón, a veces llegaba tarde, por supuesto, pero mi intención no era hacer falta".

Y cuestionado sobre la facilidad que muestran los árbitros para expulsar a Sergio Ramos, Puyol ha dicho: "no estoy de acuerdo en eso. Creo que los árbitros tienen un trabajo difícil y hay que ayudarles. Tampoco me he puesto a analizar las jugadas que le sacan tarjeta a él".

En resumidas cuentas, Carles Puyol no quiere que le comparen con Sergio Ramos ni que le mezclen con él. Puyol fue uno de los mejores centrales del mundo aportando su juego de furia y raza dentro del reglamento y Sergio Ramos... es otra cosa.

 


Deja tu Comentario