2017-12-08 17:12 FC Barcelona Por: Fede Peris

La foto que le gustaría tener a Florentino (y que nunca tendrá)

Arrasar en el Balón de Oro es copar los tres finalistas con jugadores de la cantera y coste cero.



Fue en 2011. Tres jugadores del Barça fueron los finalistas del Balón de Oro. A eso se le llama arrasar. Pero hay más, los tres jugadores finalistas, formados en la cantera de La Masía: Leo Messi, Xavi Hernández y Andrés Iniesta. Una lección al mundo de cómo se construye el mejor equipo de la historia.

En aquel Barça de Pep Guardiola jugaban con asiduidad, y con categoría de titulares, entre ocho y diez jugadores formados en la cantera del club. Y el hecho de que ese año los tres finalistas del Balón de Oro, los tres mejores jugadores del mundo, no sólo fueran del Barça sino productos de su fútbol base es algo que Florentino Pérez no ha sabido hacer ni parece que lo conseguirá nunca.



Los galácticos de Florentino cierran el paso a los canteranos del Madrid

La fácil tentación del talonario ha llevado a Florentino Pérez a apostar por fichajes galácticos a golpe de talonario (Kaká, Bale, James, Benzema...) condenando a la cantera al ostracismo. Los mejores productos de La Fábrica del Real Madrid triunfan lejos, muy lejos del Bernabéu. Porque los valores del Real Madrid exigen fichajes y más fichajes de futbolistas procedentes de tierras lejanas. Y cuando el presidente decide apostar por la cantera, resulta que su entrenador no cuenta con ella y prefiere ningunear a los que se le ponen a tiro para que les den paso en el primer equipo.

Messi, Balón de Oro. Xavi, Balón de Plata. Iniesta, Balón de Bronce. Los tres de la cantera del Barça. ¡Qué envidia! ¿Verdad, Florentino? Para disfrutar de eso hace falta algo más que dinero, Hay que saber.


Deja tu Comentario