2017-12-10 20:12 FC Barcelona Por: Fede Peris

Pep Guardiola avergüenza, humilla y destroza a Jose Mourinho (otra vez)

La filosofía de Pep vuelve a imponerse una vez más al anticuado estilo mezquino y mísero de los equipos de Mourinho.



El Manchester City de Pep Guardiola se ha impuesto al Manchester United de Jose Mourinho a domicilio y liquida la Premier League en el mes de diciembre. El City le saca al United, segundo clasificado, once puntos y pone al descubierto las miserias de Jose Mourinho como entrenador. Guardiola le ha humillado en su propia casa.

Balance humillante de Mourinho ante Guardiola

El vigesimo primer enfrentamiento entre Pep Guardiola y Jose Mourinho se ha vuelto a decantar por el técnico catalán, que le domina en sus duelos particulares de forma amplia: con el Barça, con el Bayern y también con el Manchester City: Nueve victorias de Pep, cuatro de Mourinho y siete empates. Es la diferencia entre el técnico que busca la belleza en el juego y el que apuesta por un fútbol mísero y mezquino. Se le echó en cara a Guardiola, en su època del Barça, que con Messi lo tenía muy fácil y que debía demostrar su valía fuera del Camp Nou. Guardiola arrasó en Alemania y ahora lo está haciendo en Inglaterra, llevando a City a mandar en la Premier League más aburrida de su historia. Nunca antes se vio una superioridad tan aplastante. Y la victoria de hoy en Old Trafford ante el millonario equipo de Mourinho no hace más que confirmarlo.



Catorce victorias consecutivas lleva ya el Manchester City, que en 16 jornadas suma 15 triunfos y un empate. No puede haber una superioridad más insultante. Es el triunfo del fútbol de toque sobre el anticuado y desfasado juego de los equipos de Mourinho, cuya máxima filosofía es el patadón y la defensa a ultranza. 40 partidos sin derrota en Old Trafford han tocado a su fin. El United no perdía en casa precisamente desde que el City de Pep ganó alli en las primeras semanas del técnico catalán al frente de los citizen. 

Los medios mourinhistas de la caverna madridista seguramente hablarán mañana del lazo amarillo de Pep para esconder las miserias de su ídolo Mourinho.


Deja tu Comentario