2017-12-11 19:12 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

La trampa que el Mundialito esconde contra el Real Madrid

Una expulsión en los partidos del Mundial de Clubes podría dejar sin jugar El Clásico a los jugadores



El Real Madrid tiene en el Mundialito una trampa. Y es que, la casualidad ha hecho que el equipo de Zidane se enfrente al Barça justo después de este torneo, y según indica el reglamento de la FIFA, una expulsión en la final, dejaría al jugador en cuestión sin disputar El Clásico.

Los futbolistas blancos se juegan mucho más que el título mundial en esta semana. Una posible sanción que se arrastre más allá del campeonato, se cumpliría en LaLiga, por lo que Zidane deberá alentar a sus jugadores que jueguen con cuidado. Y es que el Barça espera a la siguiente semana, y una roja, por ejemplo, en la final, dejaría sin Clásico al futbolista que la viese.



Así lo indican las reglas de la FIFA, referente al traslado de suspensiones, que explica:  “En general todas las suspensiones se trasladan de una fase a otra de la misma competición” pero si no se pudiese cumplir por ser eliminado o por finalización de la misma se trasladaría a otra competición: “Dentro de la competición en cuyo transcurso se hubiesen acordado (por eliminación del equipo o por haberse tratado del último encuentro del torneo), como en la ‘Copa Mundial de Clubes de la FIFA’ que se cumplirán en el siguiente partido oficial del club”.

Un culé espera en semifinales

El Real Madrid ya conoce al rival con el que se enfrentará en la semifinal del Mundial de Clubes el miércoles 13 de diciembre. El cuadro de Zinedine Zidane se medirá al Al-Jazira, equipo que fue invitado por la organización del torneo. El conjunto de Abu Dabi se zafó en cuartos de final del Urawa Reds, con un gol solitario de Ali Mabkhout.

A estas alturas de la temporada, el Al-Jazira ocupa la cuarta posición en el campeonato dubaití a seis puntos del líder, Al-Wasl. Este equipo cuenta con Romarinho como estrella, futbolista que se marchó en 2014 del Corinthians. Es uno de los mejores futbolistas de Dubai, mientras que arriba está Ali Mabkhout, su mayor peligro de cara a puerta.



Curiosamente, el Real Madrid tendrá en frente a un viejo conocido del FC Barcelona:Henk ten Cate. El holandés actualmente entrena al Al-Jazira después de pasar por varios países exóticos. Muchos le recordarán por ser el ayudante de Frank Rijkaard en el Barça de Ronaldinho, aunque también entrenó al Ajax.

Ten Cate mantiene la mentalidad del fútbol holandés: quiere que su equipo gane practicando buen fútbol y yendo al ataque. El Barça tiene en él a su máximo aliado para que el Madrid no vuelva a ganar el Mundial de Clubes, pero lo tienen muy difícil…


Deja tu Comentario