2017-12-12 19:12 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Así es y así juega Yerry Mina, el fichaje inminente del Barça

El próximo central azulgrana tiene muchas virtudes pero también alguna carencia



La llegada de Yerry Mina a la plantilla azulgrana parece inminente y si todo cursa según lo previsto, en enero ya veremos al colombiano vestido de azulgrana. El Barça sigue negociando su llegada pero todo apunta a que pagará 9 millones de euros al Palmeiras y se la jugará con este central de 23 años, internacional colombiano, pero cuyo rendimiento en Europa y al alto nivel es todo un misterio. En cualquier caso, vamos a intentar dilucidar porqué el staff técnico azulgrana se ha fijado en mina.

Yerry Mina tiene una gran virtud: su embergadura. De hecho, su 1,95 metros de altura ya da pistas de sus principales características como futbolista: por arriba, Mina es casi infranqueable. Un seguro en defensa y una amenaza en las jugadas a balón parado. El todavía jugador de Palmeiras tiene una salida digna de balón y una colocación correcta. Suele jugar protegido. Tanto en Palmeiras como en la selección de Colombia, donde el año pasado impresionó a Robert en un amistoso en Getafe en el que le hizo dos goles a Camerún.



Así juega Yerry Mina

Eso sí, como suele pasar en este perfil de defensores de tanta altura, tiene una carencia en cuanto a su velocidad y tiempo de reacción. Le cuesta mover un cuerpo grande y, en una defensa como la del Barça que juega a 40 y 50 metros de su portero en ocasiones, los balones a la espalda pueden ser un tormento para él. Eso es algo que también atormentó a Gerard Piqué a su llegada, por condiciones físicas similares, pero que ha ido corrigiendo con el tiempo gracias a su inteligencia.

Sus condiciones, más cercanas obviamente a las de Piqué que a las de Umtiti o Mascherano, hacen que la pareja Piqué - Mina, al menos de momento, parezca poco probable en partidos complicados. En cualquier caso, en el club confían en él por su juventud y margen de mejora. Valverde, que se mostró reticente al inicio, vista la marcha de Mascherano, parece que ha acabado sucumbiendo.


Deja tu Comentario