2017-12-12 17:12 Leo Messi Por: Fede Peris

Messi apunta con sus misiles al mismísimo Pelé

Con su gol al Villarreal logró alcanzar a Müller con el Bayern de Munich con 525 goles



Müller tenía el récord de goles en un mismo club. Con el gol al Villarreal que consiguió Messi, ha igualado la cifra que tenía el alemán y ahora tiene entre ceja y ceja alcanzar a Pelé, que tiene la cifra en 541 goles.

El brasileño es el máximo goleador de la historia. Con los goles que hizo en el Santos, Pelé mantiene una estadística extraordinaria en 560 partidos, por lo que la ventaja que mantiene el brasileño con respecto al astro argentino se ha visto reducida en 16 goles, que seguro serán alcanzados porque a Messi aún le quedan temporadas por disfrutar del fútbol y conseguirá ser el mejor goleador histórico.



Es probable que los alcance en esta temporada y Messi pase a liderar el ranking de futbolistas con más goles, algo que Pelé se niega a aceptar porque el mismo ex jugador habla de una cifra personal de más de 1.200 goles, aunque en ella cuenta los conseguidos en partidos amistosos y con otros clubes diferentes al Santos.

Aún así, el principal objetivo ahora de Messi es lograr los 100 goles en Champions, número para el que le faltan tres, y meterse, junto a CR7 entre los dos únicos futbolistas que han alcanzado estos goles en la competición.

Objetivo: Chelsea

Después de haber jugado hasta 8 partidos contra el equipo británico, el crack argentino todavía no ha podido celebrar ningún gol en esos ocho partidos que acabaron con dos victorias para el Barça, una derrota y cinco empates.



Por lo tanto, y después de haber fallado incluso un penalti, Messi tiene la oportunidad de resarcirse en la eliminatoria de octavos de final de la Champions que volverá a enfrentar a los dos conjuntos para poder marcar y dar la victoria a un Barça que se presenta como favorito pero que tendrá un hueso muy duro de pelar en frente.

De los 8 enfrentamientos que ha jugado Messi ante el Chelsea, en 6 de ellos fue el portero checo Petr Cech el encargado de parar las acometidas del argentino.

Messi no pudo batir al guardameta en ninguno de esos encuentros, aunque el gafe no era el propio portero, sino el equipo, ya que cuando se marchó al Arsenal, Messi se enfrentó contra él y le hizo dos tantos en un solo encuentro.

Por tanto, la cuenta pendiente de Messi es este Chelsea de Pedro, Morata o su amigo Fábegras, que intentarán dejar en el camino a un Barça que este año no quiere que le pase lo de la temporada anterior.


Deja tu Comentario