2017-12-13 08:12 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Valverde castigará a Busquets con el banquillo

El técnico culé dejará al '5' como suplente en el próximo encuentro de Liga.



La cuenta atrás para el primer Clásico de Liga esta temporada ya ha alcanzado los 10 días, un plazo tras el que el Barça podría dar el golpe de gracia al eterno rival y desmarcarse definitivamente en la clasificación con una victoria en el Santiago Bernabéu. Sin embargo, los culés no pueden distraerse del encuentro liguero de este fin de semana, que a pesar de tener como rival a un conjunto en mucha peor forma, también hay tres puntos en juego. A todo esto, el planteamiento de Ernesto Valverde para el duelo ante el Deportivo estará fuertemente condicionado por la preparación para el 23D.

Uno de los afectados por esta serie de tomas de decisiones es Sergio Busquets. El '5' ha visto ya cuatro tarjetas amarillas en lo que va de competición, así que en caso de ver la quinta esta semana se perdería el encuentro ante el Real Madrid. A fin de minimizar este riesgo y de no tener que arriesgarse a no contar con él, el 'Txingurri' ya ha tomado una decisión: dejarle en el banquillo y sacarle en caso de que el Barça pase apuros ante los gallegos. De ser amonestado, Busquets no podría jugar hasta después de 15 días, teniendo en cuenta el parón por Navidad, que terminará ya pasado el Año Nuevo.



Busquets, Iniesta y Dembélé, protagonistas

Otro jugador que está en el punto de mira es Andrés Iniesta, que se recupera de la sobrecarga en la pierna izquierda que le ha mantenido fuera los últimos días. El técnico extremeño espera que vuelva, pero no le forzará a jugarlo todo para evitar una recaída o unas dolencias peores.

Por último, el tercer protagonista es Ousmane Dembélé, que sigue recuperándose de su lesión motivado por regresar en el coliseo merengue. Sin embargo, es poco probable que llegue a tiempo para la cita, por lo que Valverde priorizará la precaución al preferir que se recupere con tranquilidad y minimice el riesgo de una recaída, lo que sí sentaría como una jarra de agua fría para el equipo, que apenas ha podido disfrutarle hasta ahora.


Deja tu Comentario