2017-12-14 08:12 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

¿Señorío? Los jugadores del Madrid se rieron del portero de Al Jazira

El equipo merengue reflejó sus valores antideportivos y chulescos haciendo burla del rival.



El Real Madrid hizo ayer un ridículo mundial. A pesar de que los merengues se las prometían muy felices, sus enormes problemas estructurales no tardaron en pesar y encendieron las alarmas al empezar perdiendo el partido ante Al-Jazira, una derrota que duró hasta entrada la segunda parte. Fue todo un correctivo no sólo a la soberbia y a la subestimación de rival, sino también a los pésimos valores que los jugadores merengues reflejaron al burlarse del portero del equipo contrario, una escena que se produjo en varias ocasiones, sobre todo con empate a cero, y que hasta los merengues han reconocido.

Fue Gareth Bale quien confesó ante los medios que se habían estado riendo de Khaseif, el meta rival. Después del partido, el galés admitió que "hicimos algunas bromas antes del partido". Toda una falta de respeto innecesaria e impropia de un equipo que dice tener "señorío" y hacer gala de los valores deportivos y humanos. En vez de plantear con profesionalidad el choque, el ego pesó demasiado a los merengues.



Bale confiesa que el equipo hizo "bromas" sobre el meta rival.

Y esto les costó un susto a su altura, no sólo para demostrar que nunca hay que menospreciar a los rivales, sino también para remarcar que en el estado en el que están los de Zidane no es para tirar cohetes, sino al contrario: cualquier equipo de cualquier categoría podría dar la campanada, igual que estuvo a punto el Fuenlabrada, en un partido en el que Bale también tuvo que salvar.

Quizá la próxima vez los merengues vayan con más cautela y se preocupen más de jugar al fútbol antes de reírse del equipo contrario y demostrar que en el fondo son un equipo pequeño.


Deja tu Comentario