2017-12-18 12:12 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

El Barça miente para justificar su antideportividad con el pasillo

Las excusas de Guillermo Amor sólo sirven para admitir que el Barça vive acomplejado ante los éxitos del Real Madrid



"Ya veremos lo que pasa el sábado pero creo que el pasillo se hace en competiciones en las que jugamos, y nosotros no hemos jugado el Mundial de clubes". Son palabras de Guillermo Amor anoche durante el Barça-Deportivo disputado en el Camp Nou.

Guillermo Amor, que está muy verde en esta su nueva función de portavoz oficial del club (quieren hacer de él el nuevo Butragueño culé), mostró o una ignorancia supina o una capacidad enorme para decir mentiras. Y ha mentido deliberadamente para enmascarar el complejo de inferioridad que afecta a un Barça siempre obsesionado con las victorias del Real Madrid. El Barça sí disputó la competición que ha llevado al Real Madrid a ganar el Mundial de Clubes. El Barça participó en la Champions League con el objetivo de ganar y de conseguir el billete para disputar el Mundial de Clubes. En esa competición el Barça no dio la talla y cayó eliminado en cuartos de final por la Juventus. El Real Madrid, en cambio, llegó a la final y vapuleó a ese rival que dejó en la cuneta al Barcelona. 



Tanto Barcelona como Real Madrid partieron de la misma línea de salida para llegar a la misma meta y obtener el billete del Mundial de Clubes. El Barça se quedó por el camino y el Real Madrid se lo ganó a pulso con su segunda Champions League consecutiva, tercera en cuatro años. Queda claro que sin Champions no hay Mundialito y los dos equipos lucharon en igualdad de condiciones para estar en Dubai. La excusa de Guillermo Amor no se sostiene por ningún lado y sólo puede obedecer a la envidia que en este momento produce en Barcelona la marcha imparable del equipo de Zidane: cinco títulos en 2017. 

Y eso duele. Pero lo más grave, que confirma que antes se pilla a un mentiroso que a un cojo es que el Barça sí le hizo el pasillo al Sevilla en 2006 tras proclamarse el equipo andaluz campeón de la Copa de la UEFA, un torneo que el equipo azulgrana no disputó. Amor ha quedado retratado por mentiroso. La comunicación vuelve a fallar en el Barça dejando tirado a su portavoz, que ha quedado a la altura del betún.

 




Deja tu Comentario