2017-12-18 00:12 El Soplo Por: Fede Peris

¿Habrá o no habrá pasillo? Toda la verdad sobre la polémica del clásico

Hay lío en el Camp Nou con el pasillo: La mayoría de los jugadores del Barça lo quiere hacer.



Hay jaleo con el dichoso pasillo en el clásico del Bernabéu. El club, a nivel institucional, no es partidario de hacerlo a once puntos del Real Madrid y como homenaje a dos partidos ante dos rivales de medio pelo. La versión oficial expresada por Guillermo Amor es que el Barça no hace pasillos sobre competiciones en las que no participa. Los jugadores, aunque no todos, no están conformes con esta teoría y desean hacer el pasillo.

Por qué Bartomeu no le quiere hacer el pasillo al Real Madrid

La versión real pasa por la negativa nada señorial del Real Madrid a ceder el Bernabéu para la final de la Copa del Rey en cuatro ocasiones y por el feo gesto de los jugadores blancos en la Supercopa de España de 2011 negándose a permanecer en el terreno de juego una vez derrotados para aplaudir la entrega del trofeo a sus rivales del Barcelona. En los despachos del Barça no han perdonado estas afrentas, como la de la pancarta que colgó durante meses en el Bernabéu incitando a la violencia ("Mourinho: tu dedo nos señala el camino") sin que el presidente del club blanco moviera un dedo para retirarla. Así se entiende el editorial del director del diario Sport propagandeando la versión de Bartomeu en su artículo de opinión de hoy.



Iniesta y Messi sí quieren hacer el pasillo

Esa es la versión de la directiva, pero Iniesta y Messi son los primeros que quieren hacerle el pasillo al Real Madrid. Es una manera de sacarse presión de encima y de evitar que se hable más durante la semana del pasillo que de lo que de verdad cuenta: el Barça le lleva once puntos al Real Madrid y puede salir del Bernabéu sentenciando La Liga en el mes de diciembre. Se trata de dejar lo importante en un segundo plano y no hacer el pasillo sería tanto como dar carnaza a los interesados en que lo menos trascendente del clásico es la faceta deportiva, en la que precisamente el Barça tiene todas las de ganar.

Los jugadores no entienden que sea una humillación felicitar al rival por el triunfo en una competición en la que ellos no pudieron hacer nada por impedirlo porque no participaban. Se trata de un detalle que el Real Madrid, como el Barcelona, ya han tenido por parte de otros equipos, como el Betis y el Valencia, después de ganar el Mundialito que Tomás Roncero denominaba años atrás "Chupito Cup". 

Los futbolistas del Barça consideran que este tema puede alimentar la tensión y avivar la llama de la discordia en las gradas del Bernabéu, y en sus manos está evitarlo. Para ellos no se trata de ninguna humillación, dado que su objetivo es que la humillación se la lleve el Real Madrid saliendo del Bernabéu con 14 puntos de ventaja.



En este momento parece que no habrá pasillo en el Bernabéu, esa es la versión oficial a día de hoy, pero Madrid-Barcelona está en condiciones de asegurar que finalmente los jugadores del Barcelona aplaudirán a sus rivales del Real Madrid cuando salten al cesped.  Cuando Messi e Iniesta están de acuerdo en algo, y cuando cuentan con el visto bueno de sus compañeros, parece muy improbable que la opinión de un sector de la directiva pueda oponerse a su voluntad y romper el clima de armonía que se vive en el Barça a una semana del clásico.

El pasillo propuesto en las redes sociales


Deja tu Comentario