2017-12-20 19:12 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

La rabieta del Atlético con el Barça por el caso Griezmann

El equipo colchonero quiere frustrar como sea el traspaso del francés al Camp Nou



El asunto entre Atlético-Griezman-Barcelona va para largo. El asunto parecía bastante claro hasta que Guillermo Amor dio por sentado el asunto. El Atlético entró en cólera y ahora el Barcelona afronta un conflicto que puede resolverse con un duro cástico. En cualquier caso, el club colchonero podría haber usado este asunto para justificar la decisión al jugador de cambiar el Camp Nou por el United.

Tras la denuncia hecha pública por la entidad rojiblanca, en las Islas británicas tienen claro que el Manchester United gana enteros para ser el destino del internacional galo el próximo verano. Según Mirrorel Atlético estaría preparado para vender a Griezmann a la Premier y vengarse así del Barcelona. Eso sí, no será tan fácil.



Si el Barça lo quiere y el jugador quiere ir al Barça, pagando la cláusula va al Barça, por mucho que el Atlético lo quiera ver en el Manchester United. Eso es así y lo único que le queda es acudir a la FIFA para frenar el asunto entre Griezmann y el Barcelona. El vigente contrato de Griezmann con el Atlético finaliza en 2022 y tiene una cláusula de 100 millones de euros. Una cantidad al alcance del Manchester United considerando las cifras en las que se mueve el mercado de la Premier en las últimas temporadas.

Buenas relaciones entre clubes

Lo cierto es que desde el club azulgrana ha cogido por sorpresa esta actitud colchonera. En los últimos años, las directiva del Barcelona y del Atlético han gozado de muy buenas relaciones. Desde la marcha de David Villa casi regalado, ambos clubes han tenido mucha cordialidad. Incluso la celebración del Atlético de Simeone en el Camp Nou del título de liga en 2014, con el público aplaudiendo, deja clara la buena relación.

El último episodio de esta conveniencia es la operación de Arda Turan, cuando el turco cambio Madrid por Barcelona previa negociación amistosa entre clubes y un pago elevado por el jugador. Por todo ello, desde las oficina sdel Camp Nou no entienden esta postura tan contundente de los colchoneros.




Deja tu Comentario