2017-12-21 11:12 Prensa Merengue Por: Fede Peris

Eduardo Inda prepara y calienta al Bernabéu contra Piqué... por lo criminal

Los medios de la Caverna le preparan una emboscada a Piqué para el clásico del Bernabéu.



La Caverna no descansa y ya ha empezado a sacar su bilis y su ración de odio acumulado contra Gerard Piqué para calentar al Bernabéu en su contra. Ya puede prepararse el central blaugrana porque le tienen organizada una emboscada en toda regla por desmarcarse del pensamiento único y tener sus propias ideas. No se lo perdonan.

Eduardo Inda, el de "hay que parar a Messi por lo civil o por lo criminal"

Piqué jamás ha dicho que sea independentista. Jamás ha hecho un sólo gesto orientado a la independencia de Cataluña. Ni la más mínima mención a un rechazo a la selección española, por la que ha derramado su sangre. A lo más que ha llegado es a mostrarse favorable a que los catalanes decidan en las urnas su propio futuro en función de su voluntad mayoritaria. Pero eso a personajes como Eduardo Inda (el de "hay que parar a Messi por lo civil o por lo criminal") les da igual. No van a dejar que la verdad les estropee sus retorcidas mentiras, que además resultan muy rentables. OKdiario, el portal digital que dirige Inda, ha empezado ya la campaña contra Piqué para recordarle al Bernabéu que hay que hacer algo ahora que lo tendrán tan cerca. 



Adoctrinamiento al madridismo

"Piqué, la que te espera", titula hoy OKdiario su información. Artículo muy oportuno, no fuera a ser que a alguno de los asistentes al clásico del sábado en el Bernabéu se le olvidara de que Piqué es un tipo peligroso, antiespañol, indeseable y faltón. Para eso está el adoctrinamiento de los medios madridistas del pensamiento único, para que a nadie pase por alto que Piqué viene al Bernabéu y que hay que hacer algo con él para que no se vaya de rositas. "Vivirá la pitada del siglo", puede leerse en ese medio. Ya lo han decidido ellos antes de jugarse el partido y así debe ser. ¿Se puede expandir el odio de mejor manera?.

En su faceta de adivino, el portal de Inda lee el futuro (o lo manipula a su favor): "en los últimos clásicos la afición de Real Madrid siempre la tomó con él, pero no será nada con lo que le espera el sábado". Suena más a deseo que a información, pero esa es la línea. Le acusan de "posicionamiento claro en el procés" por no aceptar que los problemas políticos sólo deban resolverse encarcelando a presos. Ese es su posicionamiento que, por supuesto, no es compartido por OKdiario y su pensamiento único, el único bueno que hay. No le perdonan que votara en el referéndum del 1-O y que le saltaran las lágrimas al ver a sus conciudadanos aporreados por la policía cuando, al parecer, lo que tenía que haber hecho era celebrar con júbilo los mamporros. 

"Pitos y muchas banderas para recibir a Piqué"

"Por todo esto -decide el portal de Inda- la afición espera con más ganas que nunca a Gerard Piqué. Adoctrinamiento puro, duro y casposo. Y avisa: "Y los ánimos pueden estar más caldeados aún si los partidos políticos a favor de la independencia de Cataluña ganan las elecciones. Otra victoria de los independentistas aumentaría la crispación social en todo el país y eso lo pagaría el jugador del Barcelona en el clásico". Ahora Inda ya habla de "todo el país" y se permite tratar de influir en los votantes advirtiendo a los indecisos que como no pierdan "los malos", lo puede pagar Piqué en el Bernabéu y en toda España. Así respeta Inda la ley electoral el día de las votaciones. Tratando de influir.



Inda además da ideas: "pitos y muchas banderas para recibir a Piqué". "A Piqué le espera una mundial en el Bernabéu". Y añade: "una gran parte de España odia a Piqué". El central sigue siendo pitado en cada estadio de España. Nada en comparación con la que le espera en el Bernabéu". 

Avisado queda Piqué. El "A por ellos" le incluye de lleno. Por lo civil o por lo criminal. Así actúan "las fuerzas del bien" en la capital de España. Once puntos hacen mucho daño, la bilis se acumula en forma de odio y tiene que salir por algún lado.

¡Qué pena! Pero esto es lo que hay en Madrid. Y no los vamos a cambiar.


Deja tu Comentario