2017-12-21 08:12 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

El último ridículo de Mourinho que avergüenza al United

El portugués ha sumado en Inglaterra otra derrota humillante a su colección.



'The Special One' dio anoche una nueva muestra de por qué es distinto a muchos otros entrenadores de la élite futbolística. José Mourinho es especial, y este miércoles volvió a dejar muestra de ello al sumar una bochornosa victoria en Copa de la Liga inglesa que a la postre supuso la eliminación del Manchester United del torneo, al que ya no podrá optar. Lo más destacable es el rival: el Bristol City, militante de la Segunda División inglesa, que no sólo dio la campanada una vez sino dos, la última con un gol en el tiempo de descuento que suponía la locura para el modesto equipo y otra dura humillación para el portugués.

Las cosas ya empezaron mal para el ex merengue, que vio que con el paso de los minutos el rival pequeño se hacía con el control del encuentro. Hasta que llegó la primera sorpresa: Bryan logró marcar de remate cruzado nada más empezar la segunda parte, en la que los 'red devils' empezaron a acusar la falta de acierto del primer tiempo. Tuvo que aparecer Zlatan Ibrahimovic, que regresó de su larga lesión, para nivelar de nuevo el choque mediante un disparo de falta. Con las tablas se llegó al final del tiempo reglamentario, y en el descuento se produjo el milagro.



El Bristol marca en el descuento y deja retratado a Mourinho.

Fue Korey Smith quien, para delirio de la afición del Bristol, logró enganchar un centro de Taylor que fue imparable para Romero, titular este miércoles. Sin margen para la reacción, a Mourinho le quedó la ya muy conocida cara de rabia contenida al ser humillado por un equipo de Segunda.

Más le vale ahora al portugués pasar de fase en Champions si no quiere que la afición y la plana mayor del club 'red devil' se vuelvan contra él. Después de su ridículo, las miradas estarán muy puestas en el técnico luso, que hace apenas unos días terminó de 'descolgarse' de la Liga al caer frente al líder, el City de Pep Guardiola, que va directo hacia el título.


Deja tu Comentario