2017-12-21 18:12 Especial Clásico Por: Redacción MB

Por qué no se fían del árbitro los jugadores del Madrid

Los madridistas están con la mosca detrás de la oreja por el árbitro que dirigirá el clásico



Sánchez Martínez, colegiado encargado de pitar el Madrid- FC Barcelona del sábado, está mirado bajo lupa por todos los frentes. Él mismo fue el encargado de dirigir este verano la vuelta de la Supercopa de España, que se convertía en su primer Clásico.

El Madrid gano aquel encuentro, sí, pero lo hizo de manera contundente, con un juego muy superior, que incluso Piqué acabó reconociendo y el árbitro no tuvo ni siquiera posibilidad de incidir en el resultado.



Pero los antecedentes con este colegiado no son buenos para el Madrid. La pasada campaña contra el Deportivo, el Real Madrid goleó, pero anuló dos goles legales de Morata y Mariano. Un temporada antes, en el último partido de Benítez como entrenador, el Madrid empató en Mestalla y se olvidó de señalar un penalti sobre Bale, aunque en ese partido sí concedió uno de Pepe sobre André Gomes que además no era, además de expulsar a Kovacic por una entrada que era de cartulina amarilla.

Favores al Barça

Cómo no, cualquier árbitro que tiene un currículum negativo para el Madrid, casualmente lo tiene favorable para el Barça, y es que Sánchez Martínez dejó su mejor actuación para los culés en el partido entre Villarreal y Barcelona donde con la Liga en juego. En ese partido no expulsó a Piqué por una mano dentro del área que le hubiese supuesto no jugar ante el Real Madrid, y además expulsó a Marcelino y señaló un más que dudoso penalti sobre Neymar

Los árbitros persiguen a Ramos

Sergio Ramos es un futbolista que muy a menudo juega al límite. Eso es cierto. Pero hay pruebas que determinan que hay una persecución arbitral hacia su persona. Y que se haya convertido en el jugador más expulsado de la historia de LaLiga no es una simple casualidad.



Las cifras de infracciones de Sergio Ramos en esta Liga dejan mucho a la interpretación. El capitán madridista solo ha hecho ¡16 faltas! en lo que llevamos de competición. Solo 16 faltas que le han supuesto, hasta el momento, dos expulsiones con doble amonestación y tres tarjetas amarillas más. A Ramos no se le pasa una, mientras que a otros futbolistas como Raúl García, en el mismo partido ante el Madrid, lo finalizó sin ser amonestado tras hacer 7 faltas él solo.

A Ramos lo amonestan una vez cada dos faltas, un dato increíble que si se compara con su trayectoria en la Selección, donde nunca ha acabado un partido antes de tiempo, deja claro que la persecución hacia el central de Camas es clara.

Además, cuando era jugador del Sevilla, y tras jugar con el equipo hispalense un total de 50 partidos, el número de expulsiones de Ramos también siguió con 0. No fue hasta su llegada al Madrid (el único equipo donde lo han expulsado), cuando recibió su primera roja.


Deja tu Comentario