2017-12-23 03:12 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

PREVIA. Real Madrid-FC Barcelona: Con Cristiano...¡y a por todas!

Zidane mantiene una duda en ataque, aunque todo apunta a que saldrá Isco como titular y Bale como repulsivo en la segunda mitad.



Real Madrid y FC Barcelona disputan en el Bernabéu a una hora excepcional (13:00 h / BeIN Sports LaLiga) el esperado clásico de la decimotercera jornada de La Liga. La visita del Barça con once puntos de ventaja (y un partido más) no deja opciones al Real Madrid: ganar o ganar. Una derrota sería tanto como despedirse de La Liga (y el sextete) en el mes de diciembre.

No habrá pasillo, pero sí fiesta

No habrá pasillo porque así lo han decidido los jugadores del Barcelona, que prefieren evitarse la humillación de la situación renunciando a rendir honores al equipo que viene de proclamarse campeón del mundo. Pero el Real Madrid no renuncia a la fiesta y solventará esa falta de fair play ofreciendo a la afición, y restregando a los culés por la cara, los cinco títulos obtenidos a lo largo de 2017 en los prolegómenos de un partido que deben estar acompañados por el colofón de un triunfo final en el clásico que acerque al Real Madrid de nuevo a la lucha por La Liga



No será una empresa fácil porque el Barcelona se presenta en el Bernabéu con una tarjeta de visita impecable: 13 victorias, 3 empates y 0 derrotas. El Real Madrid tiene la oportunidad de ser el primer equipo que hace besar la lona a los azulgrana, que han marcado doce goles más que el Real Madrid (42-30) y han encajado cuatro tantos menos (7-11). En este sentido conviene destacar el escelente momento de forma de su portero Ter Stegen, que habitualmente salva a su equipo en cada partido de algún gol y está siendo tan decisivo atrás como Messi delante.

Buscarán las cosquillas a Vermaelen

El Barça llega con una baja importante: Samuel Umtiti, que se ha convertido en el hombre fuerte de su defensa solucionando los despistes de Piqué. El belga Vermaelen, que nunca ha contado en las alineaciones en sus cuatro años como barcelonista y cuyo rendimiento ofrece muchas dudas, será el flanco al que atacarán los delanteros blancos. También queda libre el puesto de Neymar, que Valverde ha cubierto con Alcácer, Deulofeu, Denis Suárez y André Gomes sin encontrar la solución a la baja de Dembélé, que ya está próximo a su recuperación. Iniesta será quien forme en la delantera junto a Messi y Suárez, aunque retrasando su posición y dejando al uruguayo como único hombre en punta. Nada que ver con el tradicional 4-3-3 del Barcelona.

El Real Maxrid se dejará dominar y buscará la sorpresa al contragolpe

Con Valverde el Barça ha ganado en solvencia defensiva. Su juego ha perdido magia, pero ha mejorado en homogeneidad. Eso lo sabe bien Zidane, que podrá alinear su once de gala con la intención de romper la tela de araña que montará Valverde en el centro del campo (Sergi Roberto, Jose Alba, Busquets, Rakitic, Paulinho, Messi e Iniesta). El Barça buscará dormir el partido controlando el balón en el centro del campo y buscando a Messi para que decida en base a su inspiración divina, mientras que el Real Madrid está condenado a dejarse dominar, mientras el balón esté lejos de Keylor Navas. para tratar de asestar el golpe e imponer su pegada mortal en sus contrataques.



Bale de salida... ¿o al final?

Zidane sólo tiene una duda: Isco o Bale. Con Isco el equipo gana en control para plantarle cara al Barça en la posesión. Con Bale el Madrid gana en profundidad, velocidad y capacidad de sorpresa. Todo apunta a que saldrá Isco en el once titular y Bale ejercerá el papel de revulsivo una vez superados los fantasmas de su lesión. El resto, el equipo de gala: Keylor Navas en la portería; Carvajal y Marcelo en los laterales; Sergio Ramos y Varane en el centro de la zaga; el centro del campo de siempre: Casemiro, Kroos y Modric; y delante Benzema y Cristiano junto a Isco. Voces próximas al vestuario han apuntado la posibilidad de que Zidane sacrifique a Benzema manteniendo a Isco y colocando a Bale en su lugar, una posibilidad que parece poco probable teniendo en cuenta la devoción que siente el técnico por su compatriota y que, además, a Benzema se le da bien el Barça, especialmente en el Bernabéu.

Lo que ha cambiado desde la última vez

El último precedente en este choque de trenes se produjo en el mes de agosto con motivo de la Supercopa de España. El Real Madrid venció por 1-3 en el Camp Nou y luego por 2-0 en el Bernabéu. Desde entonces han cambiado muchas cosas, especialmente en el Barcelona, que no ha vuelto a perder desde entonces. De aquella alineación del Barça ha desaparecido Neymar y ha entrado en su lugar Dembélé, aunque una grave lesión ha dejado huérfana en el Barça la posición del 11. El Barça perdió magia con Neymar, pero ganó en juego colectivo, ofreciendo más libertad de acción a Jordi Alba, que tiene toda la banda izquierda para él solo.  

El Real Madrid ha tropezado de forma inesperada, especialmente en casa, cediendo puntos ante el Levante, Valencia y Betis y perdiendo de manera sorprendente en Girona. El Barça, en cambio, ha mantenido una mayor regularidad fiándolo todo especialmente a su trabajo defensivo, a los golpes de genio de Messi y aprovechando la aportación de Paulinho, que ha ofrecido un rendimiento mejor del esperado con su trabajo defensivo y sus goles providenciales. 

Al Real Madrid sólo le vale la victoria

El Madrid está obligado a conseguir la victoria para mejorar su autoestima por un lado después del triunfo sonado en el Mundial de Clubes por segundo año consecutivo, y también para generar dudas en un rival que mantiene hasta ahora un paso firme. No hay que olvidar que en la segunda vuelta el Barça recibe a todos los grandes en el Camp Nou, por lo que el equipo blanco no puede ofrecer más facilidades. El calendario no le favorece. Y para ello habrá que mejorar la puntería. Esta temporada el Real Madrid llega a puerta con facilidad, pero no consigue el gol con la frecuencia que le es habitual. Y en ese sentido el equipo acusa el bajón de Cristiano Ronaldo en La Liga, que no consigue los promedios que le caracterizan en la competición europea. 

El Balón de Oro contra la Bota de Oro

Una vez más, Cristiano Ronaldo y Leo Messi acapararán todas las miradas. En el recuerdo queda el gesto de Messi enseñando su camiseta después de marcar el gol de la victoria en la última visita liguera del Barça al Bernabéu. Los aficionados blancos esperan la cumplida respuesta de Cristiano Ronaldo haciendo valer su condición de Balón de Oro y mejor jugador del mundo ante el vigente pichichi y Bota de Oro, que además se presenta en Madrid como máximo artillero del campeonato español con 14 goles. 

En las últimas horas se ha especulado con la posibilidad de que Cristiano Ronaldo pudiera perderse el partido, pero Zidane ha zanjado el tema asegurando que ha superado las molestias que le han impedido entrenar con normalidad y que estará en la partido cuando el colegiado señale el inicio del partido. 

Alineaciones

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Modric, Casemiro, Kroos, Bale; Cristiano Ronaldo y Benzema.

FC Barcelona:  Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Vermaelen, Jordi Alba; Rakitic, Busquets, Paulinho, Iniesta; Messi y Luis Suárez.

Árbitro: Sánchez Martínez (C.Murciano).

Campo: Santiago Bernabéu / 13:00 /BeIN LaLiga

El último clásico en el Bernabéu

 


Deja tu Comentario