2017-12-23 15:12 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

El 1x1 de los jugadores del Madrid en el Clásico

El análisis individualizado de los futbolistas de Zidane en un partido complicado para los blancos



Este es el análisis del Clásico de todos los jugadores del Real Madrid que han participado sobre el césped.

KEYLOR NAVAS: Desamparado. El portero costarricense ha demostrado porqué es el portero del mejor equipo del mundo. Sus paradones a Paulinho en la primera parte fueron claves y en la segunda aguantó lo que pudo.



CARVAJAL: Bombero. El lateral diestro fue un duelo directo entre Alba y Dani, y el madridista mostró su domino. Tanto en defensa como en ataque, el lateral blanco fue un peligro constante. Intentó salvar a su equipo en el segundo gol, pero acabó expulsado.

MARCELO: Percutor. Sus internadas por la izquierda fueron un peligro constante, así como sus centros medidos. Le faltó rapidez en la toma de decisiones en algunas jugadas.

RAMOS: Vigilante. El capitán blanco volvió a ser un seguro de vida en el eje defensivo, secando a Luis Suárez en sus internadas y a Messi. Fue víctima de desajustes defensivos de los medios y su ímpetu casi le cuesta caro con el árbitro.



VARANE: Serio. El francés sigue con su irregular dinámica, sin fallos y contundente en los duelos directos, pero sin autoridad suficiente para algunos partidos como éste. Su tranquilidad con balón suma en la salida desde atrás.

CASEMIRO: Trabajador. El brasileño siempre es de lo más sacrificados en grandes partidos y contra el Barcelona y Messi tuvo un papel difícil. Lo resolvió con el carácter e inteligencia que le carateriza, pero no pudo contener al equipo por momentos.

MODRIC: Estrella. El croata dominó el juego como quiso. Desde el centro del campo, Modric subió, bajó, desequilibró y marcó las diferencias para los blancos. Cuando su físico se vino abajo, el equipo lo notó.

KROOS: Impreciso. El alemán se escoró a la banda ante la entrada de Kovacic y tuvo que ofrecer su versión más vertical. Ofreció siempre soluciones en ataque y defensa pero se echó en falta su gobierno en el centro del campo.

KOVACIC: Cumplidor. Su alineación llegó por sorpresa y tuvo la intención de contener a Leo Messi. Si bien logró su cometido, el equipo no pudo contar con él para nada más que frenar al argentino, lo que costó el segundo gol visitante.

CRISTIANO: Inconformista. El portugués se sabe el líder del equipo y en la primera parte dejó muestras de su galardón como balón de Oro. Sin embargo, se fue diluyendo en el segundo tiempo y al equipo le costó encontrar soluciones en ataque.

BENZEMA: Señalado. El francés no está viviendo un año fácil y el clásico se veía como un examen para Karim. Su cambio cuando el equipo perdía firmaba su sentencia y le señalaba ante la afición, que le pitó sin contemplaciones.

NACHO: Emergencia. Tras la expulsión el Carvajal, el lateral tuvo que salir casi sin calentar e hizo lo que pudo. Con el equipo roto, fue la solución de emergencia en los contraataques azulgranas.

ASENSIO: Estimulante. El mallorquín salió para revolucionar el ataque madridista y lo consiguió. Generó más peligro en veinte minutos que Benzema en todo el encuentro. Sin embargo, sus detalles no acabaron con acierto en gol.

BALE: Desaparecido. El galés se postulaba como titular tras su rendimiento en el Mundial de clubes, pero Zidane apostó por Kovacic. La expulsión de Carvajal trastocó los planes de Zidane pero al salir, Bale tampoco generó nada en ataque.


Deja tu Comentario