2017-12-26 18:12 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

Así le ha cambiado la vida a Neymar en Paris

El futbolista brasileño no se acaba de encontrar cómodo en la capital francesa



La liga francesa parece decidida acabando diciembre. Son 9 los puntos de diferencia que tiene el PSG sobre el segundo clasificado. Como era de esperar, el equipo de Emery no ha encontrado rival en la Ligue 1. Sin embargo, en Champions, se las verá con el Madrid en octavos, un rival que siempre se crece cuando escucha el himno de la Liga de Campeones.

Pero más allá de lo que pueda pasar en el campeonato francés o en Europa, este año ha sido en el que el PSG ha reventado el mundo del fútbol tal y como se planteaba. El pago de
222 millones de la cláusula al Barcelona por Neymar ha sentado un precedente muy peligroso. El jugador brasileño, con ganas de nuevos desafíos en los que él fuese el líder, cambio Barcelona por París y, aunque a nivel futbolístico las cosas le van bien, a nivel personal las cosas no son iguales.



Neymar no es Messi

Neymar se fue en busca de ser el rey del club parisino y se ha encontrado con la realidad: no todo es el dorsal 10 ni acaparar las ovaciones del público. No todo es ser el lanzador de penaltis ni que el equipo entero juegue para tí. Neymar no es Messi por muchos motivos y, muchos de los cuales, tienen que ver con cosas que no suceden dentro del terreno de juego.

La vida extradeportiva de Neymar siempre ha tenido una gran importancia para él y, a su llegada de Brasil, Barcelona se adaptó perfectamente a su estilo de vida. Playa, vida nocturna, gente con ganas de fiesta y un carácter latino abierto. Sin embargo, sus ganas de cambiar de aires le ha llevado a una ciudad que no encaja con este libro de estilo.

Paris no es Barcelona

La capital francesa es una ciudad muy fría y con un carácter poco festivo, poco latino. Algo que choca con el carácter jovial de Neymar. Por si fuera poco, no habla el idioma y eso le limita en libertades. Recordemos lo habitual que era Ney del Casino de Barcelona, algo que en París no puede hacer con tanta libertad.



Por si fuera poco, en el PSG, su club, todo está muy controlado por el jeque, no es una familia como el Barça, y eso es algo que no hace sentir cómodo a Neymar Jr, amante de sentirse entre amigos en cualquier entorno.


Deja tu Comentario