2017-12-28 18:12 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Zidane frena el fichaje de los 200 millones que estaba hecho

El técnico francés ha hablado personalmente con el presidente Florentino para darle indicaciones



Zidane se ha puesto firme. Florentino Pérez es amante como nadie de los grandes fichajes, todo lo contrario que Zidane. El presidente ve estas operaciones tanto desde el punto de vista deportivo como desde la imagen que proyecta del Madrid al mundo. El poderío que muestra un fichaje millonario es algo solo comparable a ganar una Champions. En cambio, el técnico piensa en que un fichaje demasiado grande podría trastocar la paz en el vestuario.

Dicho de otro modo: Florentino tenía casi cerrado el fichaje millonario de Harry Kane y Zinedine Zidane ya le ha dicho que lo frene. El delantero inglés, que se ha convertido en el máximo goleador del año 2017, se ha convertido en el objetivo número uno del Real Madrid para la próxima temporada. O, al menos, de una parte del club.



Florentino apuesta, y fuerte, por Kane

El rendimiento de Kane en estos primeros últimos meses ha sorprendido al propio Florentino. Ya cuajó una gran temporada en el Tottenham el año pasado pero no se esperaba esta continuidad. Florentino, que sufrió en sus propias carnes el nivel de Kane en la derrota en Wembley, tiene claro que tiene que vestir de blanco. El presidente desea más que nada hacerse con el jugador del Tottenham.

De hecho, el presidente del conjunto blanco tiene ya ha enviado una oferta millonaria al equipo inglés: 200 millones encima de la mesa. El Real Madrid llegaría a superar los 150 millones de euros por el delantero centro, lo mismo que pagó el Barça por Dembélé. Sin embargo, hay un problema, o dos. Por un lado, está el problema que en Inglaterra no hay cláusulas de recisión, por lo que habría que convencer a los dirigentes londinenses.

 Pero hoy por hoy convencer al Tottenham de que inicie una negociación parece prácticamente una misión imposible. En Inglaterra no existen las cláusulas, por lo que Kane no tiene precio. El otro, y gran problema, es el entrenador blanco. Zidane no quiere a ningún delantero que haga sombra a Benzema y Kane lo haría. Eso sí, otro gallo podría cantar en función de cómo acabe la temporada. Nadie tiene la continuidad asegurada el año en el Madrid.




Deja tu Comentario