2017-12-29 18:12 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

El Plan B del Barça por si falla Coutinho

El club tiene clara su prioridad pero también baraja otras opciones para el mercado invernal



El fichaje de Coutinho por el Barcelona es tan complejo como deseado. El club sigue seguro de que él es el hombre, pero la cosa no es nada fácil y el precio es desorbitado. El club, de la mano de Robert Fernández, sabe que el fichaje sería ideal pero que pagar 140 millones de euros para reforzar a un equipo que parece ir como la sea, es un riesgo que puede ser definitivo para su continuidad en el club.

Por ello, la secretaría técnica azulgrana trabaja en tres alternativas como Plan B. Y por este orden: Arthur, Di Maria y Ozil.



Arthur, la opción brasileña

En primer lugar, el centrocampista brasileño Arthur es la oferta más económica (y no lo es). Es el que menos nombre tiene y la apuesta más arriesgada. Eso sí, vendría sin ninguna etiqueta, algo que sí llevan el resto. Su estilo es de toque, al estilo Xavi, pero no reforzaría la faceta ofensiva, algo que quiere Valverde.

Di Maria, viejo conocido

En segundo lugar está Di Maria. El argentino ya estuvo a punto de caer en verano pero el PSG pidió demasiado dinero. Aún así, el perfil de futbolista sigue siendo interesante, aunque seguiría acarreando las mismas sospechas por su pasado madridista. Su llegada dependrá en gran medida del precio que acabe pidiendo el club parisino, con quien el Barcelona no guarda buena relación tras el caso Neymar.

Özil, el alemán es un enigma

Finalmente, el fichaje de Mezut Özil sería la última opción. El alemán acaba contrato en junio, por lo que sería la opción más viable en lo económico. Sin embargo, su rendimiento sería todo un misterio. Además de su pasado blanco, el alemán es un ejemplo de futbolista talentoso incapaz de mantener un nivel regular, algo que no gusta a Valverde.



Sea como sea, lo que tiene claro el club es que no cometerá ninguna locura en enero. Ya estuvo a punto de cometerla en agosto y el tiempo y la gestión de Valverde han dejado claro que al fútbol no se juega con cromos. El bloque azulgrana funciona a la perfección y el talento de Messi decide.


Deja tu Comentario