2018-01-01 10:01 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Lo que no se sabe de la faceta religiosa de Keylor Navas

El portero del Real Madrid mantiene un estrecho vínculo con sus creencias.



Una de las imágenes que se han convertido en costumbre en el Real Madrid instantes antes de que empiecen sus partidos es la de Keylor Navas arrodillado señalando hacia el cielo. Un gesto que ha levantado siempre incógnitas sobre su significado, que realmente está muy vinculado a su fe. 

El ‘tico’ creció junto a su madre y a su abuelo después de que su padre abandonase la familia cuando el arquero era solo un niño. Desde pequeño, siempre aprendió a dar gracias a Dios y a pedirle salud para los suyos, que no es otro que el deseo que siempre pide incluso cuando se encuentra sobre el césped del Bernabéu.



“Rezo y siempre lo seguiré haciendo aunque me insulten”.

Para Keylor Navas, la religión es una parte importante de su vida, y a pesar de que esto le haya llegado a costar críticas e insultos, es algo que siempre mantendrá:  “Lo seguiré haciendo, aunque haya gente que me diga que soy un gilipollas porque Dios no existe. Si me importara lo que la gente piensa de mí, dejaría de rezar”, asegura, además de añadir que “creo que no le hago ningún daño a nadie. Respeto la forma de vivir de todas las personas”.

El guardameta, que lleva su siempre delicada situación bajo palos del equipo blanco con silencio y mucho trabajo, tiene claras sus prioridades: “Para mí Dios es lo primero y luego mi familia. Es mi forma de vivir, mi forma de ver las cosas. Me permiten vivir feliz”, apunta.

A pesar de ser uno de los mejores guardametas del mundo, Keylor Navas lleva una vida sencilla, con pocos lujos y dedicada a su familia y reza dos veces cada día.




Deja tu Comentario