2018-01-03 15:01 Real Madrid Por: Redacción MB

Los cuatro jugadores que ya tienen pie y medio fuera del Madrid

Hasta cuatro futbolistas están señalados con una cruz y podrían acabar saliendo en verano



El Real Madrid y su afición ha señalado a algunos jugadores. Algunos por deméritos deportivos, y otros por falta de oportunidades. Pero un total de 4 integrantes de la plantilla cuentan sus días como jugadores blancos.

Algunos de ellos tienen la plena confianza del entrenador, pero su falta de acierto futbolístico, ha hecho que se haya mermado la confianza de la afición y del seno de la entidad, por lo que estos meses hasta junio serán vitales para que puedan revertir la situación.



En concreto, se trata de Keylor Navas, Marcos Llorente, Bale y Karim Benzema. Excepto el centrocampista, el resto forman parte de los planes de Zidane, pero no quiere decir que no sean transferibles.

Llama la atención la presencia de Navas y Benzema, ya que si bien el portero ha sido titular indiscutible en la etapa del entrenador francés, la llegada de Kepa le podría cerrar las puertas de la titularidad.

Por su parte, el delantero galo ya no goza de credenciales ni con sus propios compañeros, por lo que su salida también parece cantada en el próximo verano. En sus manos está volver a ganarse al madridismo y demostrar que es un jugador válido para este equipo.



Bale y Llorente, también más fuera que dentro

En el caso del galés ya se conocía esta noticia, ya que las innumerables leisones que ha sufrido desde que llegara al equipo, no le han permitido poder demostrar el precio de su fichaje. Además, aún cuenta con mucho cartel en la Premier, y el Madrid quiere aprovechar este tirón para sacarle el mayor beneficio posible.

Por último, Llorente, llegó el pasado verano como sustituto de Casemiro, pero no cuenta para el entrenador debido a una posible falta de inexperiencia en grandes partidos y la presión a la que son sometidos todos los jugadores de la plantilla.

En el Madrid se celebran las buenas actuaciones de Bale

El gol que hizo Bale y que sirvió para que el Madrid alcanzase la final del Mundial de Clubes ante el Al Jazira, fue celebrado por todo el madridismo por dos motivos: El primero corresponde a la alegría por haber superado la semifinal y haber ganado el partido; el segundo porque parece que Bale puede volver en gran estado y así se revalorizaría para sacarle más beneficio el próximo verano en su venta.

Y es que, aunque en el Real Madrid jamás se ha dudado de su calidad y se sigue creyendo que es uno de los mejores, la fragilidad y las constantes lesiones que sufre el galés han hecho que la opción del traspaso sea una prioridad, sobre todo después del interés de Mourinho, ya que podrían venderle al Manchester United por una cantidad considerable.

Por tanto, el rendimiento de Bale de aquí a final de temporada será crucial para que el equipo funcione mejor y para que su valor siga aumentando en vistas a ese traspaso deseado por todas las partes.


Deja tu Comentario