2018-01-04 08:01 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

VÍDEO. Con Víctor Valdés se va un mito de la historia del Barça

El portero ha desaparecido del plano mediático sin dejar rastro alguno.



Víctor Valdés ha vuelto a ser noticia, pero para dejar de serlo durante muchísimo tiempo. Quien fuera guardameta del Barça durante una década se ha despedido de su cuenta en las redes sociales para no volver a escasos meses de retirarse profesionalmente después de concluir sus fallidas aventuras futbolísticas por Europa. El mítico portero ha decidido desaparecer del foco mediático y centrarse en su nueva profesión una vez colgados los guantes. Ha sido inevitable que muchos hayan querido homenajear su brillante trayectoria y llena de éxitos con el club de su vida, que le sigue debiendo mucho.

Todo empezó en 2002, cuando vivió la cara y la cruz con Louis Van Gaal. El holandés le hizo debutar, pero luego le hizo la vida imposible y a punto estuvo de costarle su marcha del equipo. Por suerte, Valdés supo recomponerse e imponerse en las rivalidades con los demás porteros -primero con Bonano y luego con Rüstü-. En la temporada 2004/05 ya era titular indiscutible junto a Frank Rijkaard. Fue un año más tarde cuando llegó su consagración total, concretamente en la Final de la Champions de 2006 en París. El de Gavà hizo una actuación memorable anulando a Thierry Henry y se doctoró, en el que para el mismo portero fue la mejor actuación de su vida.



Allí empezó un bonito camino de la mano del Barça, equipo del que se convirtió en pieza clave y tercer capitán. Hasta que en enero de 2013, a poco de llegar al medio millar de encuentros como culé, anunció su decisión de dejar el club de su vida. Luego alcanzó los 500 partidos, pero menos de un año más tarde sufriría la lesión que significaría el inicio del fin como profesional: en un partido ante el Celta de Vigo, sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha.

El declive de Valdés por su lesión en la rodilla.

A pesar de que el Barça le ofreció continuar, Valdés insistió en irse. Su primer destino fue el Manchester United, donde se reencontró con un Van Gaal que todavía le fastidió más, hasta que cambió por la liga belga, en las filas del Standard de Lieja. Tampoco cuajó. Su última aventura fue en el Middlesbrough de Karanka, con el que no renovó tras su primera temporada.

Su impresionante palmarés deja 6 Ligas, las mismas Supercopas de España, dos Copas del Rey, tres Champions, dos Mundiales de Clubes y otras dos Supercopas de Europa, además de los éxitos como internacional: la Eurocopa y el Mundial de Sudáfrica.




Deja tu Comentario