2018-01-05 16:01 Real Madrid Por: Redacción MB

Comparamos a Zidane con Guardiola y Luis Enrique

El francés, pese a estar siendo criticado supera con creces las etapas de Guardiola y Luis Enrique



Los dos ex entrenadores del Barça, Pep Guardiola y Luis Enrique, han sido de los entrenadores más ganadores de los últimos años. El asturiano en el Barça ha conseguido un palmarés impresionante, mientras que el catalán ha ganado muchos campeonatos tanto en España, Alemania e Inglaterra, pero si cogemos como referencia el momento en el que Zidane cogió las riendas de su primer equipo profesional, el resultado es aplastante para el francés.

Ayer se cumplían dos años desde que Florentino Pérez anunciara al sucesor de Rafa Benítez en el banquillo del Madrid. El elegido era Zidane, quien desde aquel momento no ha parado de ganar. De hecho, en tan solo dos años ha conseguido nada más y nada menos que ocho títulos. Dos Champions League, una Liga, dos Mundiales de Clubes, dos Supercopas de Europa y una Supercopa de España son sus avales para dejar estos dos años en una cifra que nadie puede igualar.



Y es que en esos dos años, el entrenador más cercano ha sido Unai Emery, que ha conquistado 5 trofeos. Por debajo, con 4 queda Luis Enrique, mientras que Guardiola tan solo ha ganados dos.

Comparación primeros años de Guardiola y Luis Enrique

En el caso de Luis Enrique, que ha estado tres años dirigiendo al Barça, ha ganado un total de 9 trofeos, tan solo uno más que Zidane en una temporada completa más. Y aunque en sus dos primeras temporadas también alzó 8 trofeos de esos 9, la trayectoria de Zidane cuenta con más éxito por haber conseguido dos Champions League, además consecutivas, convirtiéndose en el único equipo en hacer esta gesta.

Por su parte, Pep Guardiola se encuentra en la misma situación, ya que en sus dos primeros años en Barcelona levantó también 8 campeonatos, pero sin poder repetir el más preciado para todos los clubes, la Champions League.



Por lo tanto Zidane cuenta con el mejor registro en los dos primeros años dirigiendo a un equipo gracias a esas dos Champions consecutivas con el valor añadido que le da haberse hecho cargo del equipo en mitad de una temporada.

Zidane despertó a un equipo deprimido

La capacidad que tuvo Zidane de estimular al equipo para que recuperase la autoestima es algo que pasará a los anales de la historia del fútbol. Una primera parte de la temporada que dejó a los blancos eliminados ridículamente de Copa por el caso Cheryshev, humillados por el Barcelona en el Bernabéu y con las ilusiones por los suelos. Pero todo cambió tras la llegada del técnico francés. En aquel momento quedó claro que tocar fondo fue necesario para remontar, y eso es lo que ha pasado en el reciente Clásico.

El Real Madrid ha funcionado mejor desde la reivindicación y la épica. Ahora que el Madrid parece condenado al fracaso, ahora que todos le dan por muerto, es cuando más peligroso es este equipo. Una bestia herida es más peligrosa que nunca. El 2017 ha sido muy intenso y se ha notado en la recta final. El equipo ha llegado cansado psicológicamente después de tanto éxito y la ha costado competir con la misma hambre. Pero ya acabó 2017.


Deja tu Comentario