2018-01-05 22:01 Fichajes Por: Fede Peris

La bomba del próximo verano: Tú a París y yo a Madrid

El mercado puede dar un vuelco extraordinario cuando termine la temporada.



Parece que el Real Madrid y el Paris Saint-Germain están condenados a entenderse en un futuro. El interés merengue en Neymar es evidente, al igual que el 'feedback' del crack brasileño, que sólo piensa ya en vestir la camiseta del club blanco y jugar en el Santiago Bernabéu. Con los meses se ha demostrado que París ha sido solo una simple escala del carioca para suavizar su cambio de Barcelona al campeón de Europa, y todo apunta a que este verano podría terminar de hacerse realidad el sueño tanto de los blancos como del '10' parisino. Sin embargo, lo que pocos podían esperar es que hubiera otro traspaso sonado entre los mismos clubes pero en dirección inversa.

Y es que Cristiano Ronaldo podría tomar el mismo camino que Neymar pero al revés, dejando dos 'bombazos' auténticos en el próximo mercado de fichajes. Según informa 'El Confidencial', Nasser Al-Khelaifi habría tirado sus últimas fichas para intentar convencer a CR7, que esta vez tendría más predisposición a cambiar de aires visto que Florentino Pérez se resiste a renovarle el contrato a cambio de un salario similar al de Leo Messi en el Barça.



Cristiano Ronaldo y Neymar, caminos invertidos.

Con el dinero por bandera y un proyecto deportivo ilusionante, el PSG espera hacer un trueque para completar su anhelo de fichar al crack merengue, que sin embargo obligaría a hacer caja urgentemente para cumplir el 'Fair Play financiero' de la UEFA. La venta de Gonçalo Guedes sirve para salir del apuro, pero si llega CR7 se necesitará algo más, como por ejemplo Neymar.

A todo ello, cabe echar un ojo a las cláusulas de rescisión de los jugadores. Mientras que en la Liga francesa no existen, Neymar sigue estando tasado como hasta el pasado verano como culé, en 222 millones de euros. Una suma que no llega a la suela del zapato del cinco veces Balón de Oro, cuya cifra alcanza los cuatro dígitos: 1000 millones de euros. Así, parece que es Florentino quien tiene la sartén por el mango para empezar una negociación que podría ser histórica.


Deja tu Comentario