2018-01-08 19:01 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Marca habla de un problema físico en el Real Madrid

Al equipo de Zidane le cuesta mantener el nivel durante los 90 minutos de juego



Podría parecer un dato anecdótico, pero la realidad es que el Real Madrid se ha convertido en un equipo de primeras partes. Y eso no es casualidad. El equipo blanco ha sufrido mucho durante el campeonato de liga para mantener el mismo nivel físico durante los 90 minutos, algo que se ha visto penalizado en resultados negativos y una distancia importante con en el lider del campeonato. Las segundas partes de los blancos no han sido buenas y así lo demuestran los datos.

Si se analizan los resultados del equipo blanco en esta liga diferenciando entre primer y segundo tiempo, las cosas serían muy distintas. El estudio lo han realizado los compañeros de Marca, y los resultados no pueden ser más reveladores. El equipo blanco no peca de falta de actitud, ni mucho menos. Sino que, a tenor de los resultados, peca de un problema físico.



Las segundas partes nunca fueron buenas

La trascendencia del asunto es tal que, si los partidos durasen los primeros 45 minutos, el Madrid sería el líder. Así de contundente: el Madrid, cuarto clasificado y a 16 puntos del líder, sería el primer clasificado si tuvieramos en cuenta solo el primer tiempo de todos los partidos. Sin embargo, los partidos duran 90 minutos y está claro que los de Zidane son incapaces de mantener el físico durante el segundo tramo del encuentro.

Clasificación de la Liga al descanso

  1. Real Madrid 39 (+7)
  2. Barcelona 36 (-12)
  3. Valencia 33 (-4)
  4. Villarreal 33 (+5)
  5. Atlético 28 (-11)

En lo que va de Liga, el Madrid ha marcado en las primeras partes 23 goles y ha encajado 6. Pero es que su balance en las segundas mitades es de 9-10. Es decir, los rivales le hacen más goles de los que anota. Sea bajón físico, de actitud o de concentración, la realidad es que el descanso le sienta mal a un equipo que, como tampoco resuelve sus duelos en la primera mitad, sufre para sacar buenos resultados en ese territorio que antes dominaba con mano de hierro, los epílogos.

Sin duda, el hecho más notorio se produjo en el Clásico del pasado mes de diciembre. Los blancos hicieron una gran primera mitad, donde bañaron al Barcelona con un gran fútbol y, a pesar de que el resultado fue de empate, el Madrid fue muy superior. SIn embargo, en la segunda mitad se vino abajo el equipo y acabó derrotado de forma clara. Un bajón físico que no se explica y que preocupa mucho a Zinedine Zidane.




Deja tu Comentario