2018-01-09 18:01 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Al Barça no le salen los números con el fichaje de Coutinho

El club azulgrana ha dejado atrás sus 'valores' de cantera y tira de cartera para fichar a jugadores



Philippe Coutinho se ha convertido en el fichaje más caro del Barcelona y de la Liga Española. Un fichaje que, según apuntan, podría llegar a los 160 millones de euros. Una cantidad un tanto llamativa para un club que, se supone, presume de cantera y de apostar por los chavales de La Masia. SIn ir más lejos, no hace mucho que criticaban la 'cartera' del Madrid mientras se miraban al ombligo con su 'cantera'. Pues bien, parece que la pantomima de la Masia ha durado poco.

Y lo cierto es que la cosa no pinta nada bien para el Barcelona. Ahora que la afición parece que está ilusionada con el fichaje del brasileño, es bueno recordar que el club azulgrana está en un serio riesgo económico. Al Barcelona no le salen las cuentas y lo cierto es que parece que no tiene intención de frenar en su gasto desmedido. La salida de Neymar, que parecía frenar la sangría, se ha convertido en un gasto mayor al tener que fichar a jugadores a precio mayor del ingresado por el PSG.



El fichaje de Coutinho y los problemas económicos del Barça

Entre los nuevos fichajes (Dembélé y Coutinho, sobre todo) y la renovación de Leo Messi está llevando al límite a su capacidad económica. El alto montante en fichajes y el elevado gasto salarial hace que en el Camp Nou se superen los niveles recomendables de diferentes índices para medir la salud económica del club. Tanto que corre el riesgo de compremeter a la entidad, que está a la espera de iniciar el Proyecto Camp Nou, de remodelación del estadio. Un estadio que dependerá de un patrocinador que, de momento, no llega.

Según datos de El Economista, el Barça ha superado dos referencias: el gasto en fichajes disponible y el ratio entre salarios e ingresos del club. En lo primero, el equipo blaugrana ha pagado 106 millones de euros extra. El presidente culé, Josep Maria Bartomeu, cifraba en 60 'kilos' (al margen de las ventas) la cantidad para adquirir jugadores. Después se vendió a Neymar (222 millones) y a Tello (cuatro más) para un total de 286. Con las compras del pasado verano, la de Coutinho y la inminente llegada de Yerry Mina, el gasto se podría disparar (en este caso, depende mucho de las variables de Dembélé y Coutinho) a los 392 millones de euros.

Lo más llamativo del caso es que parece que los mismos responsables se contradicen. Las declaraciones desde dentro del Barcelona admitían, a la finalización del mercado de verano, que fichar a Coutinho habría sido una temeridad por los riesgos que entrañaba. Albert Soler, director deportivo culé, decía lo siguiente: "Podríamos haber presentado hoy dos jugadores por 270 millones, pero eso significaría que habríamos cruzado las líneas rojas con irresponsabilidad y deberíamos dimitir". Como mínimo (el Liverpool se ha asegurado, dicen en Inglaterra de que sus variables sean de fácil consecución) el gasto entre Dembélé y Coutinho será de 225 y podría elevarse hasta los 305. Surrealista.




Deja tu Comentario