2018-01-09 18:01 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Lo que le ha llegado a Zidane: "Por menos echamos a Benítez"

El técnico francés cree que se le está acusando injustamente del rumbo del equipo blanco



Que el fútbol no tiene memoria es algo que Zidane sabía cuando ocupó el banquillo del Bernabéu. Sin embargo, posiblemente no se esperase que tan poca tuviera el Bernabéu y, especialmente, el club blanco. El entrenador que ha logrado lo imposible: un doblete y dos Champions League consecutivas, ahora parece que se ha convertido en el objeto de ataques indiscriminados. Algo parecido a un entrenador de pega. Algo que contrasta con lo bueno que era Zizou hace unos meses.

Esta sensación la tiene Zidane y le duele. El técnico entiene cómo funciona el negocio pero cree injusto que se dude de su capacidad para liderar al equipo después de todo lo logrado. Especialmente le duele un comentario que hace referencia a su predecesor: Rafa Benítez. El entrenador ha tenido que escuchar en las oficinas del club que "por menos echamos a Benítez"; en referencia la mal rumbo del equipo en liga.



Si bien es cierto que el equipo no está rindiendo en liga, la situación con Rafa Benítez estaba a años luz de ser semejante. Los datos son los datos, pero las estadísticas no contemplan la cantidad ingente de títulos que ha dejado el francés en sus dos años al cargo. 

Los datos comparativos entre Benítez y Zidane

El hecho es que es cierto: por menos se echó a Rafa Benítez. Con los datos en la mano, el Real Madrid de Zinedine Zidane empeora en la presente Liga los números que provocaron la destitución de Rafa Benítez. El 4 de enero de 2016 , el técnico madrileño fue sustituido por el propio Zizou tras disputar 18 jornadas ligueras, el mismo número que se han jugado de la actual competición, con la excepción de un partido que el conjunto blanco tiene pendiente contra el Leganés por su participación en el Mundial de Clubs.

Benítez fue destituido cuando el Real Madrid marchaba tercero en la clasificación liguera con 37 puntos, a dos puntos del Barça (era segundo con un partido menos) y a cuatro del líder, Atlético de Madrid. No tenía el apoyo del vestuario, como sí tiene Zidane, y se marchó con un balance de 11 victorias, 4 empates y 3 derrotas, 47 goles a favor y 18 en contra. También había clasificado a los merengues para octavos de final de la Champions, con la Roma de rival



En el presente, como explica MD, la situación es grave. Tras disputar 17 de las 18 jornadas del torneo liguero, empeora los números que fulminaron la corta etapa de Benítez en el banquillo del Bernabéu. Zidane suma actualmente 32 puntos, cinco menos (serían dos si vence en Butarque), con un balance de 9 triunfos, 5 empates y 3 derrotas con 32 goles a favor y 16 en contra. Los 16 puntos de desventaja con el líder, el Barça, le hacen despedirse de la lucha por el título y marcha cuarto, con el Atlético de Madrid a siete puntos y el Valencia a cinco.


Deja tu Comentario