2018-01-11 23:01 Real Madrid Por: Fede Peris

Florentino responderá al Barça con una revolución y el fin de la BBC

Florentino Pérez tiene preparado un golpe de efecto renovando por completo su actual tridente de ataque.



A Florentino Pérez le habría gustado dar cumplida e inmediata respuesta al FC Barcelona tras su demostración de fuerza fichando a Philippe Coutinho por 160 millones de euros. Pero Zidane no le ha dejado. No quiere fichajes. Sin embargo, el presidente banco ha pactado con su técnico poner en marcha una auténtica revolución en la plantilla en verano, entendiendo la postura del técnico, que no quiere tirar la temporada y desea dar un margen de confianza a los jugadores que han obtenido ocho títulos en los dos últimos años.

Zidane ha conseguido un aplazamiento de la "revolución"

Lamentablemente el fútbol no tiene memoria y no puede vivir de recuerdos. La plantilla del Real Madrid dispone de todo el crédito del mundo mientras los resultados acompañen. Florentino Pérez habría querido intervenir ya reforzando la plantilla con caras nuevas en el mercado de invierno, pero Zidane le ha frenado y ha conseguido posponer lo que será una auténtica revolución al próximo verano independientemente de cómo se salde la temporada.



Florentino Pérez tiene claro que al equipo le falta un portero de primer nivel y una renovacion total en la delantera. El objetivo número uno es Neymar. Florentino lo quiere cueste lo que cueste aprovechando el ahorrro en fichajes que se ha producido en los últimos años, después de la llegada del último galáctico, James, que costó hace cuatro años 80 millones de euros. Florentino tirará la casa por la ventana por Neymar y se sentará a hablar con Cristiano Ronaldo en torno a su futuro sabiendo que el portugués no está dispuesto a compartir protagonismo con la estrella brasileña. Neymar tiene 25 años y Cristiano Ronaldo está a punto de cumplir 33. Si el portugués, que ya ha anunciado utilizando a terceras personas su deseo de marcharse, se presenta con una buena oferta (proxima a los 100 millones de euros), Florentino no pondrá ningún obstáculo a su mrcha. En este sentido, el Manchester United parece el mejor posicionado para conseguir el regreso del que fue su jugador estrella. 

Así se hará el fichaje de Neymar

El fichaje de Neymar no será complicado. "Sólo" es necesario pagar los 222 millones que abonó en agosto el PSG al Barcelona por él. Neymar tiene una cláusula de escape para jugar en el Real Madrid por el mismo precio que pagó el PSG. En el club parisino harán todos los intentos posibles por retenerlo, pero Neymar sabe que sólo en el Real Madrid y en la liga española podrá alcanzar los sueños que le fueron negados en el FC Barcelona a la sombra de Leo Messi. Fuentes próximas al entorno de Neymar han confirmado a MB que la estrella brasileña no tendría inconveniente en compartir protgonismo en el Real Madrid con Cristiano Ronaldo... siempre que el número uno del equipo sea él. No parece factible juntar a ambos en el Real Madrid.

Este verano desaparecerá la BBC

Pero Neymar no llegará solo al Bernabéu. Benzema saldrá del club este verano y en su lugar llegará Harry Kane, un jugador que concita unanimidad favorable a su alrededor. Máximo goleador europeo de 2017, ya dejó patente su clase y su valía en su reciente doble enfrentamiento con el Real Madrid en la Champions League. El Tottenham no quiere vender, y el Madrid, como en el caso de Modric y Bale, jugará con el deseo del futbolista de vestir de blanco. El Tottenham tendrá que acabar cediendo, pero no soltará a su presa por menos de 200 millones. Y en esta operación podría entrar Gareth Bale abaratando considerablemente el coste del delantero centro de los Spurs. 



La tercera pata del nuevo tridente está en el aire

Y ya con Neymar y Kane en el equipo, la tercera pata del nuevo tridente no está todavía adjudicada porque tiene a varios candidatos con los que ya se han establecido contactos: Mauro Icardi, Eden Hazard y Paulo Dybala. Uno de los tres tendrá el honor de formar el nuevo tridente blanco con Neymar y Kane. A ellos se sumará el portero Kepa, que no vendrá en el mercado de invierno, pero sí en el verano, por lo que el Madrid cerrará a final de temporada el capítulo de fichajes con un gasto que superará los 500 millones de euros, que se veran compensados por los más de 200 que dejarán Cristiano Ronaldo y Bale.

Esta es la revolución pendiente de Florentino Pérez que Zidane ha conseguido retrasar hasta el verano. Lo que no va a hacer el presidente es quedarse de brazos cruzados mientras se derrumba el imperio que tanto le ha costado construir y que no tiene más objetivo que mantener en la cumbre del fútbol mundial al Real Madrid. 

 

 

 

 


Deja tu Comentario