2018-01-11 16:01 Fichajes Por: Redacción MB

Yerry Mina convierte a la Colombia de James en culé

Colombia ha cambiado de chaqueta y los que eran madridistas por James, se pasan al Barça por Yerry



Yerry Mina será el primer colombiano (con el permiso de Lauro Mosquera que tan solo jugó un encuentro amistoso en 1964) que se vista la elástica azulgrana. El central, cuyo fichaje se ha hecho oficial hoy por 11,8 millones de euros, podrá estar disponible para Valverde a partir de mañana.

Y este fichaje supone, además de haber contratado a un futbolista de garantías para el centro de la zaga, abrir todo un mercado en Colombia, ya que hasta ahora se trataba de un país madridista por James y otros como Fredy Rincón que estuvieron antes que él.



Por tanto, y ahora que la estrella cafetera no está en el Madrid, Colombia pasa a ser culé. Los habitantes de aquel país han recibido con una grata sonrisa el fichaje de Yerry Mina por el Barça y el mercado colombiano ya se ha puesto a las órdenes del equipo de Valverde. El país ya es blaugrana y pronto olvidará un pasado blanco con mucho rencor ante todo lo que sufrió su capitán, James Rodríguez.

Zidane puso a Colombia en contra

James Rodríguez llegó al Madrid de la mano de Florentino con la intención, además de fichar a un gran jugador, de ampliar sus negocios en Colombia. El presidente sabe que la afición al fútbol en Colombia es enorme y el fichaje de James permitía fidelizar a la masa colombiana en favor del club blanco. Sin embargo, tras la ruptura entre James y Zidane, la salida del colombiano del Bernabéu hizo que el Madrid se convierta en un club con poco cariño en el país sudamericano. 

Si bien muchos tenían asumido que James saldría del Madrid, muchos confiaban en que Zidane le diera chance en Cardiff en la final de la Champions, pero no fue así. El inapelable triunfo merengue sobre el campeón italiano no fue suficiente para que Colombia entera mostrara su indignación con Zinedine Zidane. Los internautas del citado país echaron humo desde las horas previas a la finalísima, toda vez que se conoció la decisión del técnico blanco de prescindir de los servicios de James. La cosa, sea como fuere, venía de lejos. El malestar con el bicampeón español, pero por encima de todo con su actual entrenador, lleva instalado en los corazones de la parroquia cafetera desde prácticamente el día que el de La Castellana se hizo cargo del elenco merengue.




Deja tu Comentario