2018-01-12 21:01 FC Barcelona Por: Fede Peris

"¡Qué barbaridad!": Coutinho no se lo podía creer

El flamante fichaje blaugrana disfrutó de lo lindo desde el palco y quedó asombrado por el juego del equipo.



Anoche el Barça sacó su mejor juego a relucir para sentenciar por la vía rápida el pase a los cuartos de final de la Copa del Rey. Con un Camp Nou con apenas 60.000 espectadores, los hombres de Ernesto Valverde hicieron disfrutar de lo lindo a la hinchada, con una primera parte sensacional en la que arrollaron al conjunto vigués. Uno de los que pudo presenciar el espectáculo fue Philippe Coutinho, que estuvo en el palco para ver por primera vez un encuentro del equipo como un culé más. Y lo cierto es que con poco tiempo de ver el partido ya había quedado asombrado por lo que le espera en Barcelona.



El brasileño vibró y alucinó con varias jugadas. Ya llegó con una cara radiante acompañado de Rafinha, y la felicidad fue a más conforme cayeron los goles. Primero, el doblete de Messi, que le hizo saber por qué es el '10' quien corta el bacalao en el Camp Nou. Y luego llegó el tercer tanto, que el argentino le sirvió a Jordi Alba con un pase estratosférico. Este tanto terminó de provocar el éxtasis del centrocampista, que exclamó "¡Qué barbaridad!" mientras quedaba encandilado de lo que le depara su futuro en un equipo de tanta calidad.

Coutinho alucinó desde el palco con los goles del Barça.

Coutinho animó al equipo como un culé más, y estuvo aplaudiendo durante todo el choque. Después de acostumbrarse al juego de la Premier League, el crack brasileño ha sido testimonio del 'jogo bonito' que se practica en el Camp Nou, donde está llamado a ser pieza clave precisamente por su encaje en el tipo de filosofía que se respira en el equipo azulgrana.



Seguro que el carioca llegó a casa con muchas ganas de acortar plazos en la recuperación de su lesión, que impedirá que debute con el Barça hasta dentro de más de dos semanas, cuando por fin podrá enfundarse la camiseta culé y jugar junto a sus ídolos.