2018-01-13 00:01 Real Madrid Por: Fede Peris

PREVIA. Real Madrid-Villarreal: El "fichaje" es Gareth Bale

El Real Madrid se someterá al juicio del Bernabéu con la exigencia de que no basta con vencer, sino que también hay que convencer.



El Real Madrid recibe la visita del Villarreal en el partido correspondiente a la decimoneva jornada de LaLiga Santander que se disputará en el Bernabéu a las 16: 15 H (BeIN Sport). Se trata de un partido muy especial para el Real Madrid, que está obligado a reaccionar para dejar atrás la crisis de juego y resultados de los últimos partidos. Zidane pretende que éste sea el punto de inflexión que permita a su equipo recuperar su mejor versión de cara al futuro.



La afición del Bernabéu no reconoce a este Real Madrid

A un mes de la visita del PSG al Bernabéu, el Real Madrid necesita un cambio radical en la dinámica de juego y resultados en la que ha entrado en sus últimos partidos. Tras el 0-3 en el clásico llegó el empate en Vigo y luego otro empate en el Bernabéu frente al Numancia, irrelevante  pero no por ello menos preocupante. La afición del Bernabéu no reconoce al equipo que hasta hace tres semanas podía presumir de ser el campeón de España, de Europa y del mundo y de haber protagonizado el año más brillante de la historia del club saldando 2017 con cinco títulos oficiales. Zidane ha probado con los titulares y también con su Unidad B. Pero, a diferencia de lo que sucedía el pasado año, ninguna de las dos opciones acaba de funcionar. Ha habido charlas, conjuras y propósitos de enmienda, pero los resultados siguen sin acompañar.

Zidane ha apostado claramente por su plantilla y se ha comprometido con sus jugadores a vetar los fichajes que Florentino Pérez ha intentado cerrar en el mercado de invierno. Pero en correspondencia ha exigido un cambio de actitud que pasa por una mayor intensidad en los partidos. Algo que no se vio ante el Numancia en el encuentro copero del miércoles en el Bernabéu que acabó en empate. Ya no queda más margen para el error. El Real Madrid está obligado a vencer y a convencer. Y la visita del Villarreal es clave. Una derrota sumiría al Real Madrid en una crisis de incalculables consecuencias. Una victoria, acompañada de buen fútbol  podría significar el punto de inflexión en una reacción con la que sueña todo el madridismo.



El Villarreal puede complicarle la vida al Real Madrid

El Villarreal no es precisamente el rival ideal para liquidar una crisis. Llega al Bernabéu en la sexta posición, en zona de Europa League y a sólo cuatro puntos del Real Madrid, aunque con un partido más. Esos cuatro puntos son los que separan al equipo castellonense de la cuarta plaza que en este momento ocupa el cuadro madridista y que da acceso a la disputa de la Champions League. Es obvio que una derrota blanca pondría en peligro incluso la participación del Real Madrid en "su" torneo internacional. Por eso Zidane no quiere ni oír hablar de esa posibilidad y ha redoblado el trabajo de mentalización durante la semana para inculcar a sus jugadores la importancia de la victoria ante el "submarino amarillo" para evitar caer en desámino y dejarse ir en la competición cuando todavía queda media Liga por jugarse.

Zidane y sus jugadores conocen la exigencia del público del Bernabéu al que han acostumbrado muy bien en los últimos años con tres de las cuatro últimas Champions League disputadas. El objetivo es recuperar el favor de la afición desde el minuto uno de juego con una demostración de intensidad que desarbole al Villarreal, un equipo que juega al fútbol y al que le gusta tener el balón. El "submarino amarillo" ha jugado 10 partidos fuera de casa en esta Liga, con 4 victorias, 2 empates y 4 derrotas, con 10 goles a favor y 14 en contra. Mientras, el Real Madrid ha cedido en el Bernabéu dos derrotas y 2 empates en los 9 partidos que ha jugado en su feudo, con 19 goles a favor y 9 en contra.



Sin Ramos ni Benzema, pero con Cristiano y Bale

Zidane afronta el partido con las bajas de Sergio Ramos y Karim Benzema, todavía convalecientes de sus respectivas lesiones, pero también con el regreso de Gareth Bale a la titularidad, que en el partido de Vigo puso en evidencia a Benzema convirtiendo en gol las dos únicas ocasiones que se le presentaron. Bale puede ser el revulsivo que estaba esperando Cristiano Ronaldo para volver a sus registros goleadores habituales. A estas alturas apenas ha conseguido 4 goles, doce menos que Leo Messi, el actual pichichi. Nacho volverá a ocupar el hueco que deja vacante Sergio Ramos, y Bale, como en Vigo, jugará en la posición de Benzema. El resto del equipo, el titular para Zidane.

El Villarreal ganó en Mestalla y empató en el Metropolitano

El Villarreal, por su parte, se presenta en el Bernabéu con la tarjeta de presentación de su victoria en Mestalla y su empate en el Metropolitano, lo que indica que su juego sube enteros cuanto más nivel tiene el rival. Además, el pasado año el Villarreal ya arañó un punto ern el Bernabéu, aunque, después de 17 visitas, sigue sin conocer la victoria en el coliseo blanco. 

El equipo castellonense viene de caer en la Copa del Rey ante el Leganés, el rival que le ha tocado en suerte al Real Madrid en cuartos de final de este torneo. El técnico Javi Calleja pagó las consecuencias de reservar para el partido del Bernabéu a titulares como Mario, Jaume Costa o Samu Castillejo. Los tres se enfrentarán al Real Madrid, junto a Bonera, que suplirá la baja importante del sancionado Víctor Ruíz.  

Alineaciones

Real Madrid:  Navas; Carvajal, Nacho, Varane, Marcelo; Modric, Casemiro, Kroos, Isco; Bale y Cristiano Ronaldo.

Villarreal: Asenjo; Mario, Bonera, Álvaro, Costa; Castillejo, Rodri, Fornals, Trigueros; Bacca y Unal.

Árbitro: Undiano Mallenco (C.Navarro).

Campo: Santiago Bernabéu / 16:15 / BeIN LaLiga

 

La última vez (1-1)