2018-01-14 23:01 FC Barcelona Por: Fede Peris

El Barça rompe el gafe de Anoeta y deja al Madrid a +19 (2-4)

Por Anoeta pasó el campeón, que cierra la primera vuelta sin conocer la derrota y cediendo sólo tres empates.



No hay mal que once años dure para este Barça. El Barça de Valverde ha puesto fin a una maldición que arrastraba en Anoeta desde Guardiola y que continuó con Tito Vilanova, Tata Martino y LUuis Enrique. Valverde les ha vengado a todos planteando un partido de pelea que le ha permitido ganar por 2-4 después de ir perdiendo por 2-0. Paulinho, Luis Suárez (2) y Leo Messi fueron los autores de los goles.



Buscando en el retrovisor la sombra borrosa del Real Madrid

El Barça ha tenido dos caras en un campo complicado que hoy se ha visto acompañado por una lluvia torrencial que ha puesto las cosas todavía más difíciles. En la primera parte, el once blaugrana se ha visto superado y desbordado por la Real Sociedad. En la segunda, el Barça ha sido amo y señor del partido luciendo con sus individualidades y como colectivo. El resultado de todo ello permite al Barcelona acabar la primera vuelta habiendo cedido únicamente tres empates y buscando en el retrovisor la sombra borrosa del Real Madrid a 19 puntos.

La primera parte ha sido como una película de miedo para el Barça. Sin chispa, ni toque ni imaginación. Los hombres de Valverde no llegaban y la Real Sociedad generaba el pánico en cada contragolpe de aproximación a la meta de Ter Stegen. Y ha llegado el 1-0 en el minuto 10 a través de un cabezazo de William José. El Barça todavía no había acabado de asentarse sobre el terreno de juego y ya tenía un gol en contra que pudieron ser dos en el minuto 27 si el colegiado González González no se hubiera inventado una falta previa sobre Rakitic que nunca existió para anular un gol a todas luces legal de William José con rechace de Piqué.



Película de miedo en la primera mitad

Y con el susto todavía en el cuerpo ha llegado el 2-0 de verdad. Un disparo de Juanmi ha rebotado en Sergi Roberto, distrayendo a Ter Stegen y el balón se ha colado en el minuto 27. La película de miedo se convertía en puro terror y pánico. El Barça no reaccionaba y el pegajoso pressing del equipo donostiarra no dejaba pensar a los hombres del centro del campo. Valverde decidió dejar a Dembélé e Iniesta en el banquillo. Y el Barça los echó en falta. Especialmente a Don Andrés. Al juego del Barcelona le faltó toque, precisión y control. Y Messi no aparecía por ningún lado.

Paulinho, sin embargo, salvó los muebles en el minuto 37 anotando el 2-1 que permitió al Barça irse a la caseta con otra cara. Sólo fue un susto, porque en la segunda mitad el Barça se comió literalmente al equipo donostiarra. En el minuto 50 un gran jugada de Sergi Roberto permitía a Messi enviar el balón a Luis Suárez, y éste, de manera magistral, enviaba el balón al fondo de la red con un extraño efecto en forma de parábola que dejó paralizado al portero Rulli. Uno de los goles más berllos de la carrera de Luis Suárez.

Magistral exhibición de Sergi Roberto

El peligro ya había pasado, pero había que rematar la faena bajo una lluvia torrencial que impedía el fútbol de toque. El Barça tuvo que arremangarse, ponerse el mono de faena y buscar la victoria de otra manera, a base de garra y coraje. Y eso lo puso Sergi Roberto, el mejor del Barça durante el partido, rompiendo el juego del rival entre líneas, cortando, pasando y anticipándose siempre a su par. Sergi Roberto aportó su coraje, pero también su inteligencia. Messi desperto y empezó a sembrar el pánico y Luis Suárez provocaba un descosido tras otro.

Valverde puso en juego a Dembélé y sentó a Paulino aprovechando que la Real ya se rendía, daba por bueno el empate y se disponía a trampear los 20 minutos que quedaban. Pero un error defensivo dejó la pelota a los pies de Luis Suárez en el minuto 70 y no hubo perdón. El 2-3 subió al marcador. Ya son seis jornadas consecutivas de Luis Suárez marcando, hoy por partida doble, y además ofreciendo la asistencia del primer gol. El crack uruguayo vuelve a su más alto nivel después de un inicio de temporada que generó muchas dudas. 

La zarpa final de Leo Messi

Luego Valverde se marcó una frivolidad sacando del campo a André Gomes para situar a Digne de lateral y a Jordi Alba como extremo izquierdo. El partido estaba sentenciado cuando en el minuto 85 Leo Messi lanzó una falta directa logrando una parábola imposible. El balón subió muy arriba y nadie sabe cómo bajó. Pero bajó para colarse en la escuadra de Rulli sin que éste se enterase. Fue el obsequio de Messi, su contribución a la fiesta de diez años de disgustos que hoy tocaban a su fin. 

Y es que el campeón ha pasado por Anoeta. Sólo el campeón puede concluir la primera vuelta sin conocer la derrota y cediendo únicamente tres empates. Sólo el campeón puede tener a raya al segundo a 9 puntos... y al Real Madrid a +19, aunque éste ya empieza a dar igual. Es inofensivo.

Ficha técnica

Real Sociedad, 2 - FC Barcelona, 4

REAL SOCIEDAD: Rulli, Odriozola, Llorente, Raúl Navas, Kevin Rodriguez, Illarramendi, Canales, Xavi Prieto (Januzaj, 78'), Zurutuza (Zubeldia, 56'), Juanmi (Oyarzábal, 60') y Willian José.

FC BARCELONA: Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Vermaelen, Jordi Alba, Busquets, Rakitic, Iniesta, Paulinho (Dembélé, 65'), André Gomes (Digne, 80'), Messi y Suárez (Denis, 90').

GOLES: 1-0, Willian José (11'). 2-0, Juanmi (39'). 2-1, Paulinho (39'). 2-2, Luis Suárez (51'). 2-1, Luis Suárez (71'). 2.4, Messi(85').

ÁRBITRO: González González, enseñó tarjetas amarillas a Ilarramendi (63'), Oyarzábal (84') Sergi Roberto (60'), Piqué (90').

CAMPO: ANOETA, 26.000 ESPECTADORES