2018-01-15 00:01 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Sólo el árbitro salvó al Barça cuando estaba groggy en Anoeta

El árbitro anuló injustamente un gol a la Real Sociedad que convirtió lo que debió ser un 3-0 en un 2-1.



La Real Sociedad ganaba por 1-0 cuando en el minuto 27 Rakitic perdió un balón al borde del área y trató de enmendar su error tirándose al suelo con la intención de que el árbitro picara. Y el árbitro, González González tenía mucho interés en picar. Al menos es lo que pareció.

Del 3-0 al 2-1... gracias al árbitro

La cuestión es que la Real Sociedad consiguió un golazo a través de Wiliam José, con la colaboración de Piqué, pero el árbitro pitó falta. Más bien pareció que pitó peligro. Y el 2-0 no subió al marcador hasta seis minutos más tarde en un disparo de Juanmi que repelió en Sergi Roberto. Es decir, que se el árbitro hubiera hecho justicia y hubiera concedido el segundo gol de William José, a los 33 minutos de partido la Real sociead se hubiera puesto con 3-0 y a buen seguro el resto del partido hubiera sido otro. Es cierto que luego el Barça marcó cuatro goles, pero la estrategia del equipo local hubiera sido otra y el rumbo del partido pudo variar radicalemtne si el colegiado hubiera hecho bien su trabajo.



Pero no fue este el único error grave del árbitro. En el gol de Suárez que significó el 2-3 pudo haber pitado fuera de juego de Leo Messi tranquilamente, porque aunque no interviniera en la jugada, corría hacia delante en paralelo a Luis Suárez y distraía la atención del portero. 

El árbitro también le permitió a Piqué de todo. Y sólo se atrevió a enseñarle la tarjeta amarilla en el minuto 90, cuando se pasó todo el partido protestándolo todo, incluso lo que era más evidente. Como una entrada salvaje a Oyarzábal que pudo haberle enviado al hospital  mientras Piqué protestaba porque decía que no había pasado nada.  Ni tampoco vio el penalti en el área del Barça en la última jugada del partido. Prefirió pitar el final del partido y lavarse las manos.

Un arbitraje muy sibilino que ni siquierda el 2-4 sirve para camuflarlo. La incidencia del árbitro en el resultado del Real Sociedad-FC Barcelona fue decisiva en el resultado final... una vez más.




Deja tu Comentario