2018-01-16 17:01 FC Barcelona Por: Redacción MB

Los cambios en el derbi afectan a Vermaelen

El encuentro copero servirá para que Mascherano se despida definitivamente del equipo



Casi con total seguridad, Mascherano se despedirá del Barça en el enfrentamiento copero de cuartos de final ante el Espanyol. El argentino, que dejará la entidad con destino China podría jugar sus últimos minutos como jugador blaugrana, por lo que Vermaelen sería el afectado del once inicial.

Tan solo dos meses después de su aparición en el equipo, Vermaelen podría sufrir su primer descanso como jugador del equipo. Valverde ha confiado tanto en él que no le ha dado la oportunidad de chupar banquillo y ha sido clave en casi todos los partidos del equipo. Y es que el belga se ha consagrado como un jugador muy válido para este equipo, y que además mejora en algunos aspectos al colectivo.



Esa rotación se debe a que el futbolista lleva muchos minutos en sus piernas y no quieren, ni club ni jugador, que se produzca una sobrecarga. Mientras tanto, Yerry Mina no podrá debutar, todavía, porque aún no se ha recibido el transfer que autoriza a Valverde a alinearlo.

El ‘Txingurri’ hará muchos cambios

Aunque es un encuentro de vida o muerte en el campo del rival de la ciudad, se espera que Valverde realice algunos cambios en su once inicial, más allá de la suplencia de Vermaelen

Por supuesto, Cillesen, portero de la Copa, ocupará su lugar bajo palos, mientras que Digne y Semedo podrían ser de la partida junto a Piqué y Mascherano. Por su parte, en el centro del campo se podría repetir la alineación que puso en Anoeta, con Rakitic, Paulinho, André y Busquets, mientras que en la delantera, Luis Suárez y Messi seguramente repetirán también sobre el terreno de juego.



Aunque también es cierto que Valverde podría optar por sentar a André Gomes o Rakitic y dar entrada a Denis Suárez, mientras que otra posibilidad que se abre es el sistema 4-3-3, sentando a uno de los centrocampistas para que juegue Arnáiz.

Vermaelen está que se sale

El belga se ha reivindicado este año. Está demostrando que sí es futbolista para el Barça con partidos tremendamente buenos y colocándose entre los mejores centrales de Europa. Por tanto, con tres defensas de muchas garantías se abre la duda sobre el fichaje del ‘cafetero’, ya que para ocupar la plaza de cuarto central se hubiese preferido subir a un chaval de la cantera.

Y no es que Yerry Mina no vaya a cumplir con las expectativas, pues ya ha demostrado en Brasil que es un gran zaguero, pero a priori, ha llegado para ser el cuarto del equipo de Valverde, porque Umtiti y Piqué son la pareja titular, mientras que Vermaelen se ha ganado el derecho de colocarse justo detrás de ellos en las rotaciones (si es que llega a perder el puesto cuando se recupere el francés). De hecho en el partido de ayer ante la Real Sociedad, fue determinante por las recuperaciones de balón que hizo y por dar la asistencia del 2-3 a Luis Suárez, un tanto que marcó el enfrentamiento.


Deja tu Comentario